Videos

La ruleta pandémica

Negro el 20, colorado el 21, como si la vida fuera una ruleta. Y, en realidad, vacuna sí, vacuna no, la bola gira y gira sin definición, sumidos como estamos en la nueva normalidad. O anormalidad. La palabra del año no ha sido coronavirus ni pandemia, sino incertidumbre en todos los órdenes. Tanto por la salud como por la economía y, con presidentes y primeros ministros que casi nunca estuvieron a la altura de las circunstancias, la política, mientras se acentuaba la desigualdad. En la ruleta, que gira y gira, la fatiga pandémica se codea con su prima hermana, la fatiga democrática, germen de las protestas que se multiplicaron en 2019 y no se aplacaron en 2020. La pregunta clave: ¿cómo escribiríamos la historia de este año y, en plan prospectivo, cómo vislumbramos 2021? El trance nos lleva a valorar el esfuerzo de aquellos que nos facilitaron la vida durante los peores meses. Médicos y sanitarios en primer término, así como docentes, alumnos y familias, como observa el doctor Avelino Porto, presidente de la Universidad (leer más)

Videos

El camino equivocado

“Al no acompañar los pronunciamientos de la OEA y el Grupo de Contacto contra las elecciones fraudulentas en Venezuela, el gobierno de Alberto Fernández ha provocado que nuestro país se convierta en un actor cada día menos confiable en la región”, sostiene Paula Bertol, exrepresentante argentina ante la Organización de los Estados Americanos (OEA). Un camino equivocado. Se refiere Bertol a la postura de su sucesor en la OEA, Carlos Raimundi, así como, en general, a la política exterior del gobierno de Fernández, desmarcado del Grupo de Lima y alineado al régimen de Nicolás Maduro. Bertol, partidaria de la aplicación Carta Democrática Interamericana (un llamado para cumplir un conjunto de obligaciones que han sido libremente acordadas, negociadas y aceptadas por miembros de la organización), teme que Argentina, con su abstención en la OEA y su omisión de las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, le haga un guiño a los aliados poco confiables de Maduro: Rusia, China, Irán, Cuba y Nicaragua. La de Daniel Ortega, otro autócrata. «El canciller y el embajador en la (leer más)

Videos

Brexit inyectable

El primer ministro belga, Alexander De Croo, procuró descafeinar la euforia de su par británico, Boris Johnson, por el comienzo de la vacunación contra el coronavirus en el Reino Unido. De Croo empleó tres palabras: “Fabricada en Europa”. Una forma de bajarle los humos a Johnson, empeñado en adjudicarse el patrimonio de la vacuna y en concretar el Brexit, sí o sí, el 31 de diciembre. Una fecha clave que la socióloga argentina Celia Szusterman, directora del programa latinoamericano del Institute for Statecraft, ve con preocupación desde Londres, así como la presunta inmunidad colectiva por la aplicación de la vacuna contra el COVID-19. Una mujer de 90 años, Margaret Keenan, fue la primera en recibirla. Le tocó después a un hombre de 81 años de curiosa identidad, William Shakespeare. La ruptura británica sin acuerdo con la Unión Europea amenaza con interrumpir los flujos comerciales y de servicios, además de obstaculizar la cooperación en seguridad, sanidad, investigación y otros muchos ámbitos, advierte Szusterman. Si en el Reino Unido reina la polarización, en Estados Unidos ocurre otro (leer más)

Videos

Expectativas con Biden, tregua con Bolsonaro

El presidente argentino, Alberto Fernández, procuró recomponer la relación con Jair Bolsonaro y, a su vez, mantuvo su primer contacto telefónico con el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden. Era el Día de la Amistad entre Argentina y Brasil, en conmemoración del encuentro en 1985 entre Raúl Alfonsín y José Sarney en el cual firmaron la Declaración de Foz de Iguazú, embrión del Mercosur. El Mercosur, así como Brasil y el G20, debería ser la prioridad de Argentina, según una encuesta realizada por el Consejo Argentino  para las Relaciones Internacionales (CARI) con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer. Coincide con ello en la primera entrevista que concede a la televisión argentina desde que asumió el cargo el embajador argentino en Estados Unidos, Jorge Argüello. Otras preguntas para Argüello, sherpa (representante gubernamental) en el G20: ¿Quedaron atrás las rencillas personales e ideológicas entre Fernández y Bolsonaro? ¿Cómo es la relación con el gobierno de Donald Trump y cómo será ser con el de Biden? ¿Puede haber equilibrio en el vínculo de Argentina con Estados (leer más)

Videos

La luz al final del túnel

¿Hay luz al final del túnel? Definitivamente. Lo demuestra el psicólogo español Luis Muiño en su nuevo libro, La mente del futuro, Psicología después de la cuarentena (RBA). “El coronavirus ha sido un empujón para las relaciones virtuales: si a partir de ahora las armonizamos con las presenciales, podemos aprovechar ese juego de distancias para alejarnos de los tóxicos y disfrutar únicamente de unas risas puntuales con aquellos con los que sólo nos une un vínculo superficial”, observa desde el barrio de Malasaña, en Madrid. “En Malasaña aceptamos el confinamiento por protección individual, pero, a la vez, buscamos el cariño del rebaño” Una ciudad como otras en el mundo en la cual rige el confinamiento en determinadas áreas, lo cual confunde a sus habitantes. “En Malasaña aceptamos el confinamiento por protección individual, pero, a la vez, buscamos el cariño del rebaño”, dice Muiño, “psicólogo de aldea”, como se llama a sí mismo, y creador con Mónica González y Molo Cebrián del podcast de psicología en español más escuchado en el mundo, Entiende tu mente. De (leer más)

Videos

La ola demócrata salpicó a Trump

Las elecciones de Estados Unidos han sido un referéndum sobre la presidencia de Donald Trump, como suele ocurrir a mitad de mandato. El mismo Trump quiso que fueran eso: un parteaguas entre republicanos y demócratas en un país polarizado como pocas veces. “Si los demócratas se vuelven obstruccionistas de Trump, pierden la presidencia en 2020”, dice Juan Gabriel Tokatlian, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella En estas elecciones se han consolidado aún más las diferencias políticas. El resultado ha sido favorable para Trump, más allá de que los republicanos perdieran el control de la Cámara de Representantes. La mayoría de número en el Senado le garantiza a Trump un seguro de vida contra un virtual impeachment y, a su vez, convierte al partido en rehén de la Casa Blanca, algo que hasta ahora no había ocurrido. Al día siguiente de las elecciones, Trump tumbó al secretario de Justicia y fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, como consecuencia de la larga batalla que han mantenido por su papel en la investigación (leer más)

Política

Trump no pudo con la historia

Donald Trump no pudo con Donald Trump. En su primera prueba electoral después de haber ganado la presidencia en 2016, los republicanos mantuvieron la mayoría de número en el Senado, pero perdieron el control de la Cámara de Representantes. Un riesgo para Trump, expuesto a la posibilidad de que los demócratas inicien investigaciones y exijan comparecencias por cualquiera de sus desatinos: desde sus dudosas declaraciones impositivas, los negocios familiares y su affaire con la actriz porno Stormy Daniels hasta la obstrucción de la justicia en la pesquisa sobre el vínculo entre su campaña y Rusia, a cargo del fiscal Robert Mueller. Un eventual impeachment queda lejos: requeriría el apoyo de dos tercios del Senado. El reequilibrio de fuerzas refleja la polarización de la sociedad. Pocas veces tan marcada. Las grandes ciudades votaron por los demócratas y las regiones rurales se inclinaron por los republicanos. O, en realidad, por preservar el lema America First de Trump. La economía marcha viento en popa, pero no influyó tanto como otros factores. En el Congreso habrá más mujeres y (leer más)

Videos

El juez que condenó a Lula será ministro de Bolsonaro

Después de haber dicho que iba a dedicar su vida al Poder Judicial y que jamás iba a enrolarse en la política, el juez Sérgio Moro aceptó la propuesta del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro. Será una suerte de superministro de Justicia y Seguridad desde la asunción del nuevo gobierno, el 1 de enero. Moro condenó a 12 años y un mes de prisión al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, impedido de ser candidato en las últimas elecciones. El PT y gran parte del arco político brasileño interpretó, con la designación de Moro, que la Operación Lava Jato tuvo intenciones políticas. «Acepté honrado la invitación y lo hice con cierto pesar porque tendré que abandonar veintidós años de magistratura», declaró Moro después de la oferta de Bolsonaro Tres días antes de la primera vuelta, Moro hizo pública la declaración que hizo a cambio de una rebaja de la condena António Palocci, exministro de Hacienda: los sobornos permitieron que se aprobaran nueve cada 10 leyes durante los gobiernos del PT.   Además En medio (leer más)

Economía

Bolsonaro se casa con Trump, pero no se separa de Xi

De paso por España, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, celebró el rumbo económico de Jair Bolsonaro. Aún no se había realizado la segunda vuelta en Brasil. Piñera descontaba el desenlace “en un país que ha conocido todos los escándalos posibles de corrupción” en el cual “la gente votó [en la primera vuelta] más en contra de los políticos que a favor de Bolsonaro”. El elogio tuvo premio. Contra la tradición de los presidentes electos de Brasil, Bolsonaro no visitará en primer término a su principal socio del Mercosur, Argentina, sino a Chile. Y aprovechará la ocasión para avanzar en la unión del Atlántico con el Pacífico a través de un corredor bioceánico que excluirá a Bolivia. El proyecto de conectar al puerto brasileño de Santos con la costa chilena, más allá del impacto económico, tiene un sesgo ideológico. En palabras de Bolsonaro, “no seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo y el populismo, y con el extremismo de izquierda”. En esa categoría inscribe al presidente de Bolivia, Evo Morales, perdidoso en la Corte Internacional (leer más)

Política

Cambio de época en Brasil

La expansión de la clase media, con 40 millones de personas que salieron de la pobreza desde 2003, no sólo implica un éxito político, sino, también, un compromiso mayor. En 2013, durante el gobierno de Dilma Rousseff, comenzaron las protestas en Brasil. ¿Qué reclamaban en las calles? La mejora de los servicios públicos, más seguridad y menos corrupción. Lo normal en medio del aumento de los servicios bancarios y del uso de las tarjetas de crédito, así como de las ventas de bienes. Era el correlato del gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva, sostenido como el de su sucesora por el boom de los precios internacionales de las materias primas. La fiesta había terminado. La última en enterarse pareció ser Rousseff, destituida por un Congreso dominado por legisladores involucrados en escándalos de corrupción y fraudes electorales. El vocero de la Cámara de Diputados y arquitecto del impeachment, Eduardo Cunha, iba a ser condenado a 24 años y 10 meses de prisión por corrupción, lavado de dinero y violación del secreto profesional por medio de (leer más)

Videos

El voto castigo en Brasil

Más allá del resultado de la segunda vuelta del domingo 28, el frente Bovinos (agropecuario), Balas (seguridad) y Biblia (evangélico), resumido en las siglas BBB, avanzará en forma notable en el Congreso de Brasil, donde los sucesivos gobiernos del PT compraban votos a diestra y siniestra. Casi la mitad de los nuevos diputados (243 sobre 513) nunca ha ejercido el cargo. El eslogan de Fernando Haddad, “Hacer a Brasil feliz de nuevo”, con su mentor en la cárcel, ha tenido menos impacto que las arengas fundamentalistas, homofóbicas, xenófobas de su rival El Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro pasa de uno a 52 escaños en Diputados. Veintiuno son policías. Uno de los hijos del candidato, Eduardo, ha sido el diputado más votado en la historia mientras, cual contracara, la expresidenta Dilma Rousseff perdió como candidata a senadora por Minas Gerais. En el Senado, 46 de las 54 bancas también serán ocupadas por novatos. Tres de cada cuatro que buscaron ser reelegidos no lo consiguieron. Un voto castigo en toda regla. Además Donald Trump anunció que (leer más)

Videos

La impunidad de Arabia Saudita

El periodista Jamal Khashoggi, columnista de The Washington Post, entró en el consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre para tramitar su divorcio. Tenía previsto casarse con una ciudadana turca y trasladarse de Estados Unidos a las orillas del Bósforo. La prensa turca, habitualmente monitoreada por el gobierno de Recep Tayip Erdogan, relata que “le cortaron los dedos de la mano” mientras aún estaba vivo y, finalmente, fue “degollado”. El mismo día de la desaparición de Khashoggi, crítico con la monarquía de Arabia Saudita y con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán (MBS), arribó a Estambul un grupo de 15 sauditas de los servicios secretos y del ejército. La policía turca registró el consulado y la residencia del cónsul, Mohamed Al Otaibi, en busca de pruebas. Ezequiel Kopel: “Cuando ya estaba claro que Arabia Saudita había asesinado o al menos secuestrado al periodista –¿cómo se explica que no publicaran un video de Khashoggi saliendo del consulado para terminar con las especulaciones?–, el reino empezó a encomendar a sus leales y rentados «muyahidines» (leer más)

Videos

Brasil contiene el aliento

Después de la contundente victoria en la primera vuelta de las presidenciales de Brasil, el candidato ultraderechista Jair Messias Bolsonaro ha ampliado su ventaja en los sondeos previos a la definición del domingo 28. La diferencia es de 58 por ciento de los votos contra 42 de su rival, Fernando Haddad, candidato por el PT, según Datafolha, y de 54 por ciento contra 46, según la revista Veja. La palabra más utilizada en Brasil es renovación ¿Quién ganó y quién perdió en las elecciones de Brasil? El rechazo a la corrupción llevó a la derrota a los partidos tradicionales, más allá del resultado final. La palabra más utilizada es renovación. Un fenómeno que se aprecia, en especial, en ambas cámaras del Congreso. Eduardo Bolsonaro, uno de los hijos del candidato a la presidencia, se ha convertido en el diputado federal más votado de la historia de Brasil, con 1,84 millones de votos. Además Para evitar que la temperatura de la Tierra no suba más de 1,5 grados es necesario adoptar cambios rápidos y sin precedente (leer más)

Política

Bolsonaro casi da el batacazo

De cotizarse más alto el rechazo que la adhesión, el candidato ultraderechista Jair Messias Bolsonaro hubiera estado cerca de ganar en la primera vuelta las presidenciales de Brasil. Tanto Bolsonaro como Fernando Haddad, designado por Lula desde la prisión como candidato por el desflecado Partido dos Trabalhadores (PT), rivales en la segunda vuelta del domingo 28, cosechan más espanto que esperanza en un país corroído por la violencia, la recesión y la corrupción. El odio radicalizó a Brasil, relegando a los candidatos moderados al papel de acompañantes o sostenes de la democracia. Bolsonaro arrasó en la primera vuelta, acaso como Jean-Marie Le Pen en las presidenciales de Francia de 2002, recuerda Marcelo Cantelmi en Clarín. Entonces, la democracia creó anticuerpos. Terminó siendo reelegido Jacques Chirac. El presidente conservador había ganado la primera vuelta a diferencia de Haddad, casi 20 puntos por debajo de Bolsonaro. En Brasil, la fisura social, resumida en “nosotros contra ellos”, no fue inventada por Bolsonaro, sino por Lula desde el primer escándalo de corrupción que sacudió a su gobierno: el mensalão (leer más)

Videos

En Brasil crece Haddad y se estanca Bolsonaro

Fernando Haddad, el candidato por el PT para las presidenciales de Brasil, recortó la distancia respecto del ultraderechista Jair Bolsonaro, a quien le ganaría en una eventual segunda vuelta. El exalcalde de San Pablo, propuesto por el expresidente Lula desde la prisión, redujo su distancia frente al capitán en la reserva del Ejército, quien se mantiene estable con un 28 por ciento de intención de votos para la primera vuelta, prevista para el 7 de octubre. Haddad derrotaría en la segunda vuelta a Bolsonaro, blanco de una movilización femenina en Brasil con la consigna “Él no” El candidato por el PT saltó en las últimas encuestas del 19 al 22 por ciento. De persistir esta tendencia y de haber alcanzado Bolsonaro su techo, la polarización se definiría en el segundo turno. El voto es obligatorio en Brasil. En una simulación de la segunda vuelta hecha por Datafolha, Haddad superaría a Bolsonaro por un 45 contra un 39 por ciento. El resto de los consultados se mostró indeciso o dispuesto a votar en blanco. Además Cinco gobiernos de (leer más)