Videos

¿Qué salió mal en Madrid?

España encabeza la segunda ola del coronavirus en Europa, más allá de que nunca haya terminado la primera. Muchos critican la gestión del gobierno de Pedro Sánchez (PSOE), así como la de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), renuente al confinamiento de la población hasta que decidió restringir la movilidad en 37 barrios, luego en ocho más, y, como cuenta desde el barrio madrileño de Chamberí la periodista Silvina Ajmat, pedir apoyo militar y policial para ayudar con las medidas sanitarias. Socialistas y conservadores enfrentados mientras el ministro de Sanidad de España, Salvador Illa, emplaza a Díaz Ayuso para aprobar el confinamiento de toda la ciudad. Las porosas fronteras de la Madrid llevaron a las comunidades vecinas a hablar de una “bomba vírica” ¿Qué salió mal? En principio, Díaz Ayuso fue dando pasos por detrás de la mayoría de las autonomías cuando la pandemia, merced a las vacaciones de verano, parecía haber cedido después del estado de alarma. Díaz Ayuso puso sobre la balanza el impacto económico que hubiera tenido (leer más)

Política

Aplausos y cacerolazos

Las treguas duran poco. En ambientes polarizados, el cabreo previo persiste. Solapado. Llamado a silencio. En clave política, para evitar que caiga la democracia en cuarentena, de modo de no tensar demasiado la cuerda y recrear el nacionalismo que provocó las dos grandes guerras del siglo XX. Algunos gobiernos se envalentonaron con los aplausos para los imprescindibles, que no son ellos, pero también se sorprendieron con los cacerolazos por su mala o morosa gestión de la crisis. Brotaron reacciones encontradas con media humanidad enclaustrada. Amores y resentimientos, como si nada hubiera cambiado. El mentado equilibrio entre la economía y la salud, versión Donald Trump, Jair Bolsonaro o Andrés Manuel López Obrador, dio de bruces con la realidad de sus países, acuciados por la pandemia, y con el declive de las instituciones; las discrepancias dentro de los gobiernos y entre los gobiernos, como entre los de la Unión Europea o entre Estados Unidos y Canadá; los reclamos de los opositores, y los planteos de los indignados que pusieron patas arriba al planeta en 2019. El ministro (leer más)

Política

La inmunidad de los líderes

Los cierres de fronteras por el coronavirus están haciendo más estragos en Europa que el Brexit, pero todo tiene un límite. Hasta los eslóganes políticos en un año electoral. La puja entre Donald Trump y una compañía alemana de biotecnología para apropiarse de las vacunas y los agentes antivirales contra el COVID-19, de modo de utilizarlos primero en Estados Unidos, revela mezquindad en tiempos de incertidumbre y solidaridad. Reacciones encontradas frente a la dimensión desconocida. La de los líderes. En la controversia se vio envuelta la canciller Angela Merkel. La empresa, CureVac, refirmó su compromiso con Alemania. Merkel vaticinó que entre el 60 y el 70 por ciento de la población alemana podría contagiarse. Paquetes de ayuda provenientes de China inundaron Europa, empezando por Italia. Tarde, el primer ministro Giuseppe Conte admitió errores, así como su par británico, Boris Johnson. No hubo coordinación frente a la magnitud de la pandemia. “Cuantas más personas se contaminen ahora, un mayor porcentaje del país desarrollará inmunidad para una potencial segunda oleada de la epidemia en el otoño o (leer más)

Política

La España de Pedro y Pablo

MADRID – Pedro y Pablo desconfían de sí mismos. Y Pedro, más que Pablo, tuvo su bautismo de fuego en política exterior. No recibió en La Moncloa al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado de su país por el gobierno de España y la Unión Europea. En enero de 2019, Pedro llamó “tirano” a Nicolás Maduro. Un año después, acaso para no desentonar con Pablo, cambió de opinión. Dejó la bienvenida de Guaidó en manos de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya. No en su despacho, sino en la Casa de América. Terreno neutral. La frialdad del primer gobierno de coalición de España desde la muerte de Franco frente a la crisis venezolana preocupa más a la tropa del presidente Pedro Sánchez, del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que a la del vicepresidente segundo Pablo Iglesias, de Unidas Podemos, aliado del régimen. En otro episodio rocambolesco, en forma casi simultánea con la visita de Guaidó, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, se reunió en el aeropuerto (leer más)

Política

La crisis del mojito italiano

Cuando Matteo Salvini dinamitó el gobierno italiano, el primer ministro Giuseppe Conte pidió pista en el Senado. Salvini, senador, vicepresidente del Consejo de Ministros y ministro del Interior, presentó una moción de censura contra Conte con el fin de tumbarlo, forzar elecciones anticipadas y sepultar la coalición entre su partido, la Liga, de ultraderecha, y el Movimiento 5 Estrellas, definido a sí mismo como una asociación de ciudadanos. Logró neutralizar a Salvini su socio gubernamental Luigi Di Maio, diputado, con un cargo parejo en la cúpula gubernamental y ministro de Desarrollo Económico, Trabajo y Políticas Sociales. Conte renunció en medio de una crisis. La crisis del mojito, el trago favorito en las playas durante el tórrido agosto italiano. La mezcla cubana de ron blanco seco, jugo de lima, soda, azúcar, hojas de hierbabuena y hielo picado no atenuó su impacto. El del final de un maridaje forzado entre dos vertientes disímiles que se habían propuesto “devolver Italia a los italianos” y “cambiar las cosas de los partidos de siempre”. Si el cóctel batido desde el (leer más)

Política

Europa: recalculando

El torbellino desatado por la dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, a raíz de su insolvencia para concretar el Brexit, llevó a muchos a recalcular el voto en las elecciones del Parlamento Europeo. El plan de la ultraderecha era regalarle a Europa un Caballo de Troya, de modo de asaltarla y, una vez dentro, dinamitarla. No prosperó. Excepto la Liga de Matteo Salvini en Italia, con su prédica contra los inmigrantes y las minorías, pocos pudieron cantar victoria. Incluida Marie Le Pen, más allá del triunfo por la mínima en la Francia de los chalecos amarillos frente al partido del presidente Emmanuel Macron. Los conservadores y los socialdemócratas perdieron por primera vez la mayoría absoluta, no el control de la Unión Europea. Un experimento histórico, creado después de dos guerras mundiales para desalentar los nacionalismos, que se ve abrumado por tiranteces internas y externas. Las reflejadas en la eurofobia de Donald Trump y de Vladimir Putin. En estos comicios, celebrados en los 28 Estados, los ejes fueron la inmigración y el ambiente. Retos (leer más)

Videos

Venezuela sigue en ebullición

El día después del llamado de la oposición de Venezuela para que hubiera un levantamiento militar contra el régimen de no tuvo éxito, la crisis política regresó a un relativo punto muerto. Tanto Maduro como el presidente encargado, Juan Guaidó, buscaron sacar músculo con concentraciones paralelas por el Día del Trabajador. Como resultado de la represión fallecieron cinco personas y decenas resultaron heridas. La pelea de fondo excede a Venezuela. Es entre Estados Unidos y Rusia El preso político más famoso del país, Leopoldo López, liberado de su arresto domiciliario por militares afines a Guaidó, ha sido recibido con su familia como huésped en la residencia del embajador de España. El Tribunal Superior de Justicia ordenó detenerlo por “violar flagrantemente” la detención domiciliaria. La pelea de fondo excede a Venezuela. Es entre Estados Unidos y Rusia, cuyos presidentes hablaron por teléfono más de una hora y cuyos cancilleres se reunirán en Finlandia. “Todos coinciden en que en Venezuela hay graves violaciones de los derechos humanos y delitos de lesa humanidad”, dice Santiago Canton, secretario de (leer más)

Videos

España juega a los dados

La campaña para las elecciones generales de este domingo en España aporta como novedad el grado de fragmentación política: cinco partidos compitiendo a escala nacional, como si se tratara de una partida de dados. Cuatro candidatos presidenciales, Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), protagonizaron dos debates en dos días consecutivos con intercambios de golpes directos. El quinto, Santiago Abascal, líder del partido ultraderechista Vox, no estuvo por falta de representación parlamentaria, pero no por ello estuvo ausente. La clave de las elecciones de España son las alianzas, ya que ninguno podrá gobernar sin una mayoría en el Congreso de los Diputados El presidente del gobierno, Sánchez, dijo: «No está en mis planes intentar pactar con un partido (Ciudadanos) que ha intentado poner un cordón sanitario al PSOE«. Rivera aseguró que es el único que ha dicho con quién quiere pactar y volvió a tender la mano al PP para formar un gobierno de coalición. Casado acusó a Sánchez de ser como una «matrioska», una muñeca rusa, con (leer más)

Política

España estrena ultraderecha

Las elecciones autonómicas tocaban en marzo de 2019. La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, decidió adelantarlas. Creía que eran un trámite. Uno más. Las encuestas daban por descontada la enésima victoria del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en el territorio que gobierna desde hace 36 años. Ganó Díaz, pero el batacazo de Vox provocó un tembladeral en la socialdemocracia, en caída libre en casi toda Europa. Por primera vez un partido de ultraderecha, primo hermano de la Agrupación Nacional (antes Frente Nacional francés) de Marine Le Pen, ingresa en un parlamento autonómico español. La excepcionalidad era extraña en un continente en el cual campea el miedo a la amenaza externa. El miedo a los inmigrantes. Vox pasó de cero a doce diputados en Andalucía. Contribuyeron a su escalada el desempleo, la precariedad laboral, la sensación de arrebato de puestos de trabajo por parte de extranjeros y las sospechas de corrupción del PSOE, en el gobierno nacional después de la moción de censura que tumbó a Mariano Rajoy e impuso al presidente Pedro (leer más)

Videos

La ola demócrata salpicó a Trump

Las elecciones de Estados Unidos han sido un referéndum sobre la presidencia de Donald Trump, como suele ocurrir a mitad de mandato. El mismo Trump quiso que fueran eso: un parteaguas entre republicanos y demócratas en un país polarizado como pocas veces. “Si los demócratas se vuelven obstruccionistas de Trump, pierden la presidencia en 2020”, dice Juan Gabriel Tokatlian, profesor de relaciones internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella En estas elecciones se han consolidado aún más las diferencias políticas. El resultado ha sido favorable para Trump, más allá de que los republicanos perdieran el control de la Cámara de Representantes. La mayoría de número en el Senado le garantiza a Trump un seguro de vida contra un virtual impeachment y, a su vez, convierte al partido en rehén de la Casa Blanca, algo que hasta ahora no había ocurrido. Al día siguiente de las elecciones, Trump tumbó al secretario de Justicia y fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, como consecuencia de la larga batalla que han mantenido por su papel en la investigación (leer más)

Política

La ultraderecha caldea la calle en Alemania

La ultraderecha alemana halló una excusa para lanzarse a “la caza del extranjero” en la ciudad de Chemnitz, en el este del país, a unos 30 kilómetros de la frontera con la República Checa. El asesinato en circunstancias extrañas de un alemán de origen cubano, de 35 años, avivó la llama de la xenofobia. En el altercado, ocurrido durante un festival popular, participaron no menos de diez personas de diversas nacionalidades. La violencia generalizada no se hizo esperar. La canciller Angela Merkel quiso echar paño fríos, pero no pudo calmar la tensión que cunde en su país y en otros de Europa por el arribo de migrantes, en su mayoría ilegales. Las protestas tienen un aliado incondicional: el partido neonazi Alternativa para Alemania (AfD), primera fuerza opositora, con casi un 13 por ciento de los votos para arribar al Bundestag (Parlamento). En Chemnitz, la tercera ciudad en importancia del estado federado de Sajonia, ese partido obtuvo el 27 por ciento de adhesión en las elecciones de septiembre de 2017. Lo acompaña con su silencio prolongado (leer más)

Sociedad

Gitanos en la mira de Italia

MADRID – Todo apunta a desalentar la inmigración. Si el gobierno de Donald Trump no tiene empacho en separar a padres e hijos cuando cruzan ilegalmente la frontera de México a Estados Unidos, el de Italia no distingue entre italianos y gitanos. Como si los gitanos, en su mayoría rumanos, no fueran europeos. ¿Qué se propone el vicepresidente Matteo Salvini, también ministro del Interior? Hacer un censo de los gitanos de la etnia sinti y echar a aquellos que sean irregulares. «A los que sean italianos, por desgracia, nos los tendremos que quedar», se excusó, resignado, como si fuera el dueño del país. Xenofobia, segunda parte, después de la odisea de las 629 personas que iban a bordo del barco Aquarius. Entre ellos, 11 niños pequeños, 123 no acompañados, más de 80 mujeres y siete embarazadas. Huían de la violencia extrema en Libia. El nuevo gobierno de Italia, regido por la xenófoba Liga de Salvini y por el Movimiento 5 Estrellas, sentó un precedente vergonzoso. Les cerró sus puertos, al igual que el de Malta. (leer más)

Videos

España e Italia estrenan gobiernos

El nuevo presidente de España, Pedro Sánchez tomó posesión del cargo ante el rey Felipe VI tras obtener el apoyo a la moción de censura que presentó en el Congreso de los Diputados para destituir a Mariano Rajoy por la trama de corrupción Gürtel, que involucra a dirigentes del Partito Popular (PP). Por primera vez en democracia no ha habido una Biblia y un crucifijo en el traspaso del poder en el Palacio de la Zarzuela, al que asistió Rajoy. Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), es el séptimo presidente de la democracia española desde la muerte de Franco y el primero en acceder al Palacio de la Moncloa sin haber ganado elecciones. En la votación contó con el respaldo de la coalición de izquierda Unidos Podemos y de los grupos nacionalistas e independentistas del País Vasco y de Cataluña. Además Casi tres meses después de las elecciones de Italia, un profesor universitario sin experiencia política, Giuseppe Conte, asumió como primer ministro en el salón de fiestas del Palacio del Quirinal, residencia (leer más)

Política

La corrupción tumbó a Rajoy

¿Por qué Mariano Rajoy prefirió caer por la moción de censura en el Congreso de los Diputados de España en lugar de dimitir, como machacaba su sucesor, Pedro Sánchez? Porque, argumentó, la trama de corrupción Gürtel no afectó a miembros de su gobierno y el Partido Popular (PP) sólo ha sido sancionado civilmente por obtener beneficios ilícitos de la actividad punible de otros. La reforma del Código Penal, promovida en estos años por el PP, permite juzgar a los partidos políticos, pero es posterior a la trama Gürtel y, por ese motivo, no pudo aplicarse en ese caso. Rajoy prefirió caer con las botas puestas en una votación que dependió de votos variopintos. De haber renunciado, Sánchez, diputado y secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), no se hubiera visto obligado a reunir más síes que noes para ser investido (180 contra 169 y una abstención) y Rajoy se hubiera ahorrado el bochorno de ser destituido por el mecanismo constitucional previsto por el Reglamento del Congreso de los Diputados para “exigir la responsabilidad política del gobierno”. (leer más)

Videos

Colombia pone a prueba su acuerdo de paz

Nicolás Maduro juró como presidente ante la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), de mayoría chavista, por un nuevo mandato de 2019 a 2025, en lugar de hacerlo ante la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, como lo establece la Constitución de Venezuela. Las controvertidas elecciones del domingo, no reconocidas por la oposición ni por gran parte de la comunidad internacional, le dieron una amplia victoria a Maduro a pesar del 53 por ciento de abstención. Entrevista con Pablo Stefanoni, jefe de redacción de Nueva Sociedad. Además Una crisis en medio de otra crisis. La del presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, por la moción de censura presentada por el líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, a raíz de las condenas por corrupción del caso Gürtel, por el cual se benefició el Partido Popular (PP), mientras el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que llama “casta” a los políticos tradicionales por su alto estándar de vida, procura justificar la compra de un chalé por 615.000 euros en un barrio acomodado de las afueras de Madrid. (leer más)