Política

El muro que no cayó

STEPANAKERT, Nagorno Karabaj – En la Línea de Control, la última frontera, la guerra continúa. No pasa un día sin una denuncia de violación del alto el fuego, dicen por separado en latitudes diferentes un militar armenio y un diplomático azerí. De las ruinas de los bombardeos entre ambos bandos de 1991 a 1994 brota musgo y desolación. Un cuarto de siglo después, 14 familias de agricultores se animan a retirar los escombros para aprovechar la tierra. Tierra de Armenia, la República de Artsaj, no reconocida por la comunidad internacional, y tierra de Azerbaiyán, que denuncia su usurpación. Rémora irresuelta de la desintegración de la Unión Soviética tras la caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989. La peor catástrofe geopolítica del siglo XX, como llama Vladimir Putin al final de la era soviética, derivó en más de 30.000 muertos y casi 700.000 desplazados durante los tres años de combates en Nagorno Karabaj y los siete distritos adyacentes que reclama Azerbaiyán. Los armenios de esta región montañosa, con el apoyo del ejército (leer más)

Política

El califato sin califa

Poco antes de su muerte, Abu Bakr al Baghdadi, alias el califa Ibrahim, había reformulado la distribución geográfica del Daesh, ISIS o Estado Islámico en una veintena de países. El divorcio de las huestes del otro difunto más buscado por Estados Unidos, Osama bin Laden, selló las diferencias. El autoproclamado califato supuso algo ajeno al ideario de Al-Qaeda. Un estadio superior: establecerse en regiones bajo el imperio de la sharia (ley islámica), de modo de aprovechar el malhumor social frente al maltrato de las autoridades chiitas, aupadas por Irán y tropas extranjeras, contra la otra rama del islam, la sunita. De pronto, un grupo de hombres vestidos de negro arribó a Mosul, la segunda de Irak. Despuntaba junio de 2014. Portaban armas, pero, a diferencia de los soldados iraquíes, mandones y corruptos, se mostraban respetuosos. Con su presencia, en especial frente a los edificios públicos, cesaron los saqueos. Un día decidieron retirar los bloques de hormigón que afeaban las fachadas. ¿Era el final del caos derivado de la guerra iniciada con la invasión de Estados (leer más)

Política

Juego de patriotas

Si el futuro pertenece a los patriotas, no a los globalistas, como dejó dicho Donald Trump ante la Asamblea General de la ONU, tanto él como el primer ministro británico, Boris Johnson, están en problemas. La integración en bloques desde la década del noventa, durante el apogeo de la globalización, permitió a muchos países liberarse del yugo de los golpes y de las revoluciones. No es el caso de Estados Unidos ni el del Reino Unido, sujetos ahora a la evaluación de los excesos de sus mandatarios. Líderes alfa que se ven a sí mismos como fundadores de movimientos, más allá de los partidos a los cuales representan. El juego de patriotas llevó Trump a comprometer al presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, en la investigación de las actividades en su país de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden, como ejecutivo de la empresa de gas Burisma Holdings. Novato, Zelensky accedió a su pedido. La Cámara de Representantes de Estados Unidos, de mayoría opositora, impulsa un proceso de destitución o impechament contra Trump por la (leer más)

Política

Hong Kong abre el paraguas

Escribió Thomas Jefferson en las vísperas de la Revolución Francesa que era “buena cosa una breve rebelión de cuando en cuando”, algo “tan necesario en el mundo político como las tormentas en el mundo físico”. Poco después iba a ser elegido presidente de Estados Unidos. El tercero en la historia. Ejerció el cargo entre 1801 y 1809. Aquella reflexión volcada en París, donde Jefferson vivió entre 1784 y 1789, halla su correlato 230 años después tanto en Francia por el reclamo de los chalecos amarillos contra la pérdida del poder adquisitivo como en Hong Kong por el proyecto de ley que iba a permitir entregar sospechosos a China. Las protestas lograron sus fines: el presidente francés, Emmanuel Macron, anuló el impuesto sobre los combustibles, leitmotiv de la irrupción social, y la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, suspendió sin plazo el proyecto de ley de extradición. El proyecto tenía letra y música del régimen comunista de China. El de Xi Jinping. El presidente con facultades ampliadas en el gobierno y en el partido está (leer más)

Videos

Venezuela sigue en ebullición

El día después del llamado de la oposición de Venezuela para que hubiera un levantamiento militar contra el régimen de no tuvo éxito, la crisis política regresó a un relativo punto muerto. Tanto Maduro como el presidente encargado, Juan Guaidó, buscaron sacar músculo con concentraciones paralelas por el Día del Trabajador. Como resultado de la represión fallecieron cinco personas y decenas resultaron heridas. La pelea de fondo excede a Venezuela. Es entre Estados Unidos y Rusia El preso político más famoso del país, Leopoldo López, liberado de su arresto domiciliario por militares afines a Guaidó, ha sido recibido con su familia como huésped en la residencia del embajador de España. El Tribunal Superior de Justicia ordenó detenerlo por “violar flagrantemente” la detención domiciliaria. La pelea de fondo excede a Venezuela. Es entre Estados Unidos y Rusia, cuyos presidentes hablaron por teléfono más de una hora y cuyos cancilleres se reunirán en Finlandia. “Todos coinciden en que en Venezuela hay graves violaciones de los derechos humanos y delitos de lesa humanidad”, dice Santiago Canton, secretario de (leer más)

Política

El humor es cosa seria en Ucrania

En una palabra, desilusión. Cinco años y 12.000 muertos después de la anexión rusa de la península de Crimea, Ucrania dio un volantazo y amaneció frente a la posibilidad de que la ficción se haga realidad. La ficción de una serie televisiva, Sluga Narodu (Servidor del Pueblo), la más popular del país. En ella, un profesor de historia modesto y gracioso, Vasil Holoborodko, encarnado en el comediante Volodymyr Zelensky, se convierte en forma inesperada en presidente y emprende una cruzada contra un mal endémico, la corrupción, y otros abusos del poder. El poder encarnado, a su vez, en una minoría. La desilusión de la sociedad con esa minoría llevó a Zelensky a duplicar los votos del presidente Petro Poroshenko y los de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, líder de la Revolución Naranja de 2004, en las elecciones de Ucrania. Zelensky disputará la segunda vuelta con Poroshenko el domingo 21. El resultado fue otro síntoma de la epidemia global de desencanto con los partidos y los políticos tradicionales. En Ucrania, por las promesas incumplidas de (leer más)

Política

G20, Buenos Aires y después

Veinte treguas unilaterales, más allá de las multilaterales y de las bilaterales, son las que se concedieron los mandatarios del G20 en la cumbre realizada en Buenos Aires. Cada una de esas treguas deparó un alivio temporal de los sobresaltos domésticos, de los cuales ninguno se siente indemne. La tregua más mentada, la de Donald Trump y Xi Jinping en su guerra comercial, resultó ser el broche de una cumbre signada por asuntos delicados, como el proteccionismo, la migración y la pobreza, para los cuales también se estableció una tregua. Quizás hasta la próxima cita en Japón, en 2019, o la siguiente, en Arabia Saudita, en 2020. Tomar nota, como reza el documento final, significa dilatar el tratamiento. O, como en el caso de la histórica final de la Copa Libertadores de América entre River Plate y Boca Juniors, frustrada en Argentina por las fallas de la seguridad, patear la pelota hacia adelante y al costado. El costado del Atlántico, España, cuyo presidente, Pedro Sánchez, aprobó de buen grado que se juegue en el Estadio (leer más)

Política

El G20 solo sonríe para la foto

La foto de familia del G20 en Buenos Aires tiene una particularidad. Refleja tanto las afinidades y las discrepancias entre algunos líderes como la polarización y el desencanto de varias sociedades. En la foto sonríen aquellos que se han visto beneficiados con esos fenómenos, como Donald Trump, Xi Jinping, Vladimir Putin y Recep Tayip Erdogan en un mundo que acaba de recibir otro sacudón con el triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil. La tendencia se acrecienta en Italia, con Giuseppe Conte en nombre del Movimiento 5 Estrellas de Luigi Di Maio y de la xenófoba Liga de Matteo Salvini y, cual reverso, en Alemania, donde la canciller Angela Merkel cuelga los guantes. Esa foto incluye a dos presidentes en guerra comercial, Trump y Xi; una primera ministra en trámite de divorcio de la convulsionada Unión Europea, Theresa May; un líder de facto, el príncipe saudita Mohamed bin Salmán, acusado por la CIA de haber perpetrado el asesinato de un compatriota suyo, el periodista Jamal Khashoggi, en el consulado de su país en Estambul; el presidente (leer más)

Videos

El voto castigo en Brasil

Más allá del resultado de la segunda vuelta del domingo 28, el frente Bovinos (agropecuario), Balas (seguridad) y Biblia (evangélico), resumido en las siglas BBB, avanzará en forma notable en el Congreso de Brasil, donde los sucesivos gobiernos del PT compraban votos a diestra y siniestra. Casi la mitad de los nuevos diputados (243 sobre 513) nunca ha ejercido el cargo. El eslogan de Fernando Haddad, “Hacer a Brasil feliz de nuevo”, con su mentor en la cárcel, ha tenido menos impacto que las arengas fundamentalistas, homofóbicas, xenófobas de su rival El Partido Social Liberal (PSL) de Bolsonaro pasa de uno a 52 escaños en Diputados. Veintiuno son policías. Uno de los hijos del candidato, Eduardo, ha sido el diputado más votado en la historia mientras, cual contracara, la expresidenta Dilma Rousseff perdió como candidata a senadora por Minas Gerais. En el Senado, 46 de las 54 bancas también serán ocupadas por novatos. Tres de cada cuatro que buscaron ser reelegidos no lo consiguieron. Un voto castigo en toda regla. Además Donald Trump anunció que (leer más)

Política

Trump hace campaña en la ONU

En un año electoral, todo vale. Hasta jactarse de haber conseguido, desde enero de 2017, “más que casi cualquier otro gobierno en la historia de Estados Unidos«. Un exceso de egolatría propio de un mitin de campaña o del discurso anual del Estado de la Unión frente a ambas cámaras del Congreso, no de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) frente a jefes de Estado y de gobierno de 193 países. Donald Trump se permitió elogiarse a sí mismo mientras embestía contra la globalización y el multilateralismo, acentuando su discurso nacionalista y proteccionista, y descargaba munición pesada contra Irán, por patrocinar el terrorismo, y contra China, por distorsionar el mercado. De tildar en 2017 a Kim Jong-un de “hombre cohete” pasó a calificar de “dictadura corrupta” al régimen teocrático iraní después de haber roto el acuerdo de desnuclearización que firmó el gobierno de Barack Obama con Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania. Licencias potéticas. La comparecencia de Trump coincidió, a su vez, con otra guerra. La de los aranceles (leer más)

Videos

La guerra arancelaria sin fin

Sin respiro, Estados Unidos y China están librando una guerra comercial de dimensión planetaria. Desde que Donald Trump amenazó a Xi Jinping con pesados aranceles sobre la importación de productos chinos, en particular de tecnología de punta, el régimen chino no se ha quedado de brazos cruzados. Xi, como si jugara un partido de ping-pong, impuso aranceles a los productos norteamericanos y presentó una queja formal ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). La reacción de Putin en esta guerra comercial tampoco se hizo esperar: buscará la forma de evitar que el dólar se fortalezca A su vez, Estados Unidos ha anunciado ahora sanciones financieras contra las fuerzas armadas chinas por adquirir armamento ruso. Concretamente, aviones de combate y un sistema de defensa aérea. La medida, aplicada por la llamada Ley para Contrarrestar a Adversarios de Estados Unidos (Caatsa, por sus siglas en inglés), extiende las represalias a cualquiera que haga negocios con contratistas militares rusos. La reacción de Vladimir Putin en esta guerra comercial tampoco se hizo esperar: buscará la forma de evitar que (leer más)

Videos

La carta de Lula contra Bolsonaro

Finalmente, Luiz Inácio Lula da Silva no será candidato presidencial en Brasil por haber sido juzgado en segunda instancia mientras cumple 12 años de prisión por corrupción. Su sucesor, el excandidato a vicepresidente por el PT, Fernando Haddad, crece en las encuestas, pero aún está lejos de alcanzar al favorito, el candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro, convaleciente tras haber sido apuñalado durante un acto de campaña.  “En el nordeste de Brasil, donde el PT es fuerte, los electores más humildes aún no se acostumbran al apellido árabe del elegido por Lula y lo llaman Andrade”, cuenta Marcia Carmo, corresponsal de BBC Brasil en Argentina. A tres semanas de las elecciones más reñidas de la historia de Brasil desde el retorno de la democracia, la incertidumbre está servida Además Una serie de protestas multitudinarias ha sacudido las calles de Rusia las últimas semanas, pero, sobre todo, la popularidad del presidente Vladimir Putin. El motivo del descontento masivo ha sido la reforma del sistema de pensiones para elevar la edad de jubilación de las mujeres a (leer más)

Catalejo

Los enroques políticos

En su momento, la cúpula del poder ruso decidió enrocarse. Enrocarse no es enroscarse. ¿Qué significó en ese caso enrocarse? El congreso del partido gubernamental Rusia Unida aceptó la propuesta del presidente de Rusia, Dmitri Medvedev, de permitir que él mismo encabezara la lista de candidatos parlamentarios para las elecciones de diciembre de 2010 y fuera el primer ministro, y que quien ocupaba el cargo, Vladimir Putin, su antecesor y mentor, fuera el candidato presidencial en marzo de 2012. Un acuerdo entre bambalinas, de modo de apuntalar a Putin. Un enroque en toda regla. En el ajedrez, el enroque es la única jugada en la cual se mueven dos piezas a la vez: consiste en llevar el rey dos escaques en dirección al rincón y hacer saltar la torre por encima del rey y situarla a su lado contrario. Putin, ocho años presidente antes de ser primer ministro y cederle por los siguientes cuatro años el poder nominal a Medvedev, aceptó el enroque con otra referencia ajedrecística: «Nadie nos puede tumbar del caballo».  Esa es (leer más)

Videos

Las idas y venidas de Uribe

El expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez no renunciará al Senado de Colombia. Días después de que anunciara en forma sorpresiva que iba a presentar su carta de dimisión para dedicarse a su defensa en una investigación penal por presunto soborno y fraude procesal, el senador por el Centro Democrático cambió de opinión. Las idas y venidas de Uribe, opositor del acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del presidente Juan Manuel Santos, se producen en vísperas de la asunción del nuevo presidente de Colombia, Iván Duque, al que apadrinó durante la campaña electoral. Además La mayoría parlamentaria de la que goza en la Asamblea Nacional el partido del presidente de Francia, Emmanuel Macron, tumbó las dos mociones de censura contra el gobierno por su gestión del caso Benalla. Fueron presentadas por el principal grupo opositor, Los Republicanos (centroderecha), y por los tres grupos parlamentarios de la izquierda francesa: los socialistas, la izquierda alternativa y los comunistas. El caso Benalla, revelado el 18 de julio por Le Monde, refiere al custodio principal (leer más)

Videos

Las venas abiertas de Nicaragua

La reforma del sistema de pensiones de Nicaragua, decretada por el 16 de abril por el presidente Daniel Ortega y publicada dos días después en el diario oficial La Gaceta, desató la ira. En particular, la de los estudiantes, puntales de las protestas que, con el correr de los días y de los muertos, contaron con un apoyo inesperado. El de los empresarios, aupados desde 2007 por el gobierno que Ortega comparte con su mujer, Rosario Murillo, vicepresidenta, primera dama y vocera. El decreto en cuestión habilitaba al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) a aumentar los aportes patronales y de los trabajadores y a reducir los ingresos de los jubilados. En los primeros 100 días de protestas en Nicaragua, el número de muertos suma 448, según la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) Además: Que sí, que no, que Donald Trump, abochornado por republicanos y demócratas después de haberle dado más crédito a su par de Rusia, Vladimir Putin, que a su gobierno durante la cumbre realizada en el Palacio Presidencial de Helsinki se (leer más)