La impunidad de Arabia Saudita

TPA Noticias Internacional, con Hinde Pomeraniec, Natasha Niebieskikwiat, José Natanson, Raúl Dellatorre y Jorge Elías, 19 de octubre de 2018




Arabia Saudita dice que Khashoggi murió en una pelea

El periodista Jamal Khashoggi, columnista de The Washington Post, entró en el consulado de Arabia Saudita en Estambul el 2 de octubre para tramitar su divorcio. Tenía previsto casarse con una ciudadana turca y trasladarse de Estados Unidos a las orillas del Bósforo. La prensa turca, habitualmente monitoreada por el gobierno de Recep Tayip Erdogan, relata que “le cortaron los dedos de la mano” mientras aún estaba vivo y, finalmente, fue “degollado”.

El mismo día de la desaparición de Khashoggi, crítico con la monarquía de Arabia Saudita y con el príncipe heredero Mohamed bin Salmán (MBS), arribó a Estambul un grupo de 15 sauditas de los servicios secretos y del ejército. La policía turca registró el consulado y la residencia del cónsul, Mohamed Al Otaibi, en busca de pruebas.

Ezequiel Kopel: “Cuando ya estaba claro que Arabia Saudita había asesinado o al menos secuestrado al periodista –¿cómo se explica que no publicaran un video de Khashoggi saliendo del consulado para terminar con las especulaciones?–, el reino empezó a encomendar a sus leales y rentados «muyahidines» de Twitter que convirtiesen cualquier acusación contra la monarquía en una desgarrada batalla de relatos”

El caso Khashoggi ha derivado en una crisis diplomática entre Arabia Saudita, Turquía y Estados Unidos que amenaza con empeorar la imagen del príncipe heredero MBS, dañada por la represión de la disidencia interna, la participación de sus tropas en la guerra de Yemen, el bloqueo contra Qatar y la controvertida destitución del primer ministro del Líbano, Saad Hariri.

El tibio y tardío reconocimiento del reino sobre la muerte de Khashoggi en el consulado “después de una pelea con personas con las que se encontró allí” no hizo más que enturbiar las cosas. Eran, de ser cierto, 15 o más contra uno.

Además
  • El gobierno de Italia ha dicho que no cambiará su presupuesto para 2019, que incluye un déficit superior al aceptado por la Unión Europea. Esa postura desató severos cuestionamientos de otros socios del bloque y de la burocracia de Bruselas. La ley presupuestaria impulsada el primer ministro Giuseppe Conte prevé para el año próximo un déficit de 2,4 por ciento del Producto Bruto Interno, un 0,4 por ciento más de lo aceptado por las reglas comunitarias.
  • El candidato por el PT, Fernando Haddad, acusó a su adversario en la segunda vuelta de las presidenciales, Jair Bolsonaro, de “crear una organización criminal” con empresarios para patrocinar la difusión de mensajes “mentirosos” por Whatsapp. En Brasil, un 44 por ciento de los votantes usa esa aplicación para leer información electoral y política. Bolsonaro sigue al frente de las encuestas con un amplio margen de dos dígitos a su favor.
  • Malas noticias para la canciller de Alemania, Angela Merkel. La Unión Social Cristiana (CSU) obtuvo en las elecciones regionales su peor resultado desde 1950 y ha perdido la mayoría absoluta con la que ha gobernado Baviera durante seis décadas. Los conservadores de ese próspero land han ganado las elecciones, pero, a su vez, han sufrido una estrepitosa derrota que supone una nueva sacudida para la gran coalición que gobierna en Berlín.
  • La revuelta social contra el gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo, iniciada el 18 de abril, refleja el desencanto de vastos sectores de la población de Nicaragua. Desde los estudiantes hasta los empresarios y la Iglesia exigen elecciones anticipadas. Ortega, escudado en una violenta represión policial y paramilitar que habría matado a más de 500 personas, no cede. Las presidenciales están previstas para 2021. De continuar la represión, el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, advirtió que se evaluará recurrir al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, destinado a preservar la institucionalidad democrática.
Producción Ejecutiva: Francisco Ali-Brouchoud
Producción: Alejandra Sabatini y Milva Ostroviesky
Redacción: Alejandra Peña, Francisco Ali-Brouchoud y Flor Beloso
Coordinación de Edición: Esteban Madrussan y Norberto González
Edición: Paolo Menghini, Gastón Fedeli, Martín Staciuk, Leandro Ferrero, Ramiro Castilla, Norberto González, Emilio Lacko, Fabricio Mendoza, Pablo Ifantidis y Luis Simonetti
Archivo: Renata Stella
Arte Electrónico: Juan Manuel Martínez y Marcelo Sala, Gastón Thibaut
Locución en off y en vivo: Félix Taylor



1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.