Carteles mexicanos: los nuevos dueños de la coca

Los narcos mexicanos se apoderaron del control total del negocio del narcotráfico que por décadas estuvo en poder de capos colombianos y su presencia en el país cada vez se siente más. ¿Cómo ocurrió esto?




El mayor narcotraficante del mundo, El Chapo Guzmán, detenido en México en enero de 2016
Semana 

La alerta más reciente la dio el defensor del Pueblo, Carlos Negret, el pasado 19 de enero. “Ahí está actuando supuestamente el Cartel de Sinaloa, que es el que financia estas bandas y a las Autodefensas Gaitanistas“, dijo el funcionario quien afirmó que los pobladores del municipio de Tierra Alta, Córdoba, le informaron sobre la influencia de narcos mexicanos con capos locales quienes estarían relacionados con una serie de asesinatos recientes en la zona.

Quien manda es un señor llamado Santiago. Era de las Farc y está ahora en la disidencia, pero era del frente Efraín Guzmán“, dijo a SEMANA uno de los lideres sociales de la zona. “Llegan a las comunidades a decir que son de un grupo llamado los JJ y son financiados por el cartel de Sinaloa. Este miércoles (24 de enero) sacaron tres presidentes más de juntas de acción comunal. Les dijeron que se tenían que ir porque apoyaban la sustitución de cultivos ilícitos“, afirmó otro líder.

Pocos días antes, el 6 de enero, la sombra de los carteles mexicanos en Colombia ya había ocupado los titulares de prensa. Siete personas murieron en dos enfrentamientos entre bandas en veredas cercanas del municipio de Bolívar, Cauca. “Las hipótesis que se manejan es que se trató de una disputa entre dos grupos delincuenciales para continuar con las extorsiones, la minería ilegal y el narcotráfico”, dijo el brigadier general William Salamanca, comandante de la Regional Cuatro de la Policía Nacional. “Hay un trabajo que se lleva a cabo desde el año anterior con autoridades y agencias de los Estados Unidos y de los Gobiernos de México y Colombia con sus agencias de inteligencia para establecer si hay presencia de sujetos de carteles mexicanos en la zona”, afirmó el oficial.

El lunes de la semana pasada en el puerto de Buenaventura, la Fuerza Naval del Pacífico y la Policía antinarcóticos descubrieron más de una tonelada de cocaína camuflada en productos farmacéuticos en un barco listo para zarpar hacia Guatemala. Fue el primer gran alijo incautado en 2018. Los destinarios de ese cargamento, valorado en 21 millones de dólares, eran narcos mexicanos.

En menos de dos semanas estos hechos dejan en evidencia algo que es un secreto a voces. La activa presencia de carteles de México en Colombia. La dimensión  del multimillonario negocio que hoy está controlado por los capos aztecas quedó especialmente clara durante 2017 cuando las autoridades colombianas cerraron el año con la histórica cifra de más de 420 toneladas de coca incautada, cuyos destinatarios eran diferentes estructuras mafiosas de ese país centroamericano. Tan solo en el último trimestre del año pasado varias operaciones revelaron cómo estaba funcionando ahora esa relación entre los narcos de los dos países.

A finales de noviembre la Policía encontró cerca de los municipios de Chigorodó y Apartadó, Antioquia, 13,4 toneladas de cocaína empacada y lista para exportar. Fue el segundo mayor decomiso de droga en la historia de Colombia. El valor de ese cargamento en las calles de Estados Unidos superaba los 500 millones de dólares. Tres  semanas antes, el 17 de octubre, la Policía Nacional entregó información a sus colegas europeos que decomisaron en Holanda 11 toneladas de droga camufladas en cajas de banano provenientes de Turbo. En Europa ese cargamento fue valorado en 800 millones de dólares. El 22 de septiembre, los uniformados encontraron en una finca cerca de Apartadó otras 7 toneladas listas para enviarlas a territorio estadounidense. Esa droga tendría un valor de 250 millones de dólares.

Nota completa: Carteles mexicanos: los nuevos dueños de la coca



Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.