Videos

El nuevo tablero de Europa

Las elecciones del Parlamento Europeo, celebradas entre el 23 y el 26 de mayo, no se han traducido en un avance sin precedente de la ultraderecha, como algunos vaticinaban. Dieron como resultado una Eurocámara más fragmentada de lo habitual en la que, por primera vez, los conservadores y los socialdemócratas no suman una mayoría absoluta. Parte de la derecha euroescéptica intenta atraer a su órbita al Partido Popular Europeo (PPE) mientras socialdemócratas, liberales y verdes consideran su propia propuesta para presidir la Comisión Europea. El plan de la ultraderecha era regalarle a Europa un Caballo de Troya, de modo de asaltarla y, una vez dentro, dinamitarla El torbellino desatado por la dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, a raíz de su insolvencia para concretar el Brexit, llevó a muchos a pensar dos veces el voto en las elecciones. El plan de la ultraderecha era regalarle a Europa un Caballo de Troya, de modo de asaltarla y, una vez dentro, dinamitarla. No prosperó. Excepto la Liga de Matteo Salvini en Italia, con su prédica (leer más)

Política

Europa: recalculando

El torbellino desatado por la dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, a raíz de su insolvencia para concretar el Brexit, llevó a muchos a recalcular el voto en las elecciones del Parlamento Europeo. El plan de la ultraderecha era regalarle a Europa un Caballo de Troya, de modo de asaltarla y, una vez dentro, dinamitarla. No prosperó. Excepto la Liga de Matteo Salvini en Italia, con su prédica contra los inmigrantes y las minorías, pocos pudieron cantar victoria. Incluida Marie Le Pen, más allá del triunfo por la mínima en la Francia de los chalecos amarillos frente al partido del presidente Emmanuel Macron. Los conservadores y los socialdemócratas perdieron por primera vez la mayoría absoluta, no el control de la Unión Europea. Un experimento histórico, creado después de dos guerras mundiales para desalentar los nacionalismos, que se ve abrumado por tiranteces internas y externas. Las reflejadas en la eurofobia de Donald Trump y de Vladimir Putin. En estos comicios, celebrados en los 28 Estados, los ejes fueron la inmigración y el ambiente. Retos (leer más)

Política

El humor es cosa seria en Ucrania

En una palabra, desilusión. Cinco años y 12.000 muertos después de la anexión rusa de la península de Crimea, Ucrania dio un volantazo y amaneció frente a la posibilidad de que la ficción se haga realidad. La ficción de una serie televisiva, Sluga Narodu (Servidor del Pueblo), la más popular del país. En ella, un profesor de historia modesto y gracioso, Vasil Holoborodko, encarnado en el comediante Volodymyr Zelensky, se convierte en forma inesperada en presidente y emprende una cruzada contra un mal endémico, la corrupción, y otros abusos del poder. El poder encarnado, a su vez, en una minoría. La desilusión de la sociedad con esa minoría llevó a Zelensky a duplicar los votos del presidente Petro Poroshenko y los de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, líder de la Revolución Naranja de 2004, en las elecciones de Ucrania. Zelensky disputará la segunda vuelta con Poroshenko el domingo 21. El resultado fue otro síntoma de la epidemia global de desencanto con los partidos y los políticos tradicionales. En Ucrania, por las promesas incumplidas de (leer más)

Política

Venezuela divide aguas entre Trump y Europa

Venezuela no sale de la encerrona. La permanencia en el poder de Nicolás Maduro, parteaguas entre la autocracia y la democracia, divide al mundo entre el apoyo de Rusia, la cautela de China y el rechazo de Estados Unidos, más allá de las opiniones encontradas en América latina y en otros confines. Detrás está el interés estratégico y económico en un país rico en petróleo, caldo de cultivo de las argucias. En las argucias, precisamente, residen la necesidad de una apertura y del ingreso de la ayuda humanitaria y las diferencias en el alineamiento con otro parteaguas. El parteaguas de la política global: Donald Trump. Trump resultó ser el primero en reconocer al presidente encargado o interino de Venezuela, Juan Guaidó, presidente de la opositora Asamblea Nacional. Le siguió la mayoría de los países de la región enrolada en el Grupo de Lima. Entre ellos, Argentina. Discreparon México, atado a la Doctrina Estrada de no injerencia en asuntos internos de otros países, y Uruguay, atado a los vaivenes del gobernante Frente Amplio. Trump también resultó (leer más)

Catalejo

De primer ministro a camarero

Estaba repleta la terraza del café Dolce Amaro, en Montevarchi, corazón de la Toscana. Desde las mesas, Francesca Ariani recibía pedidos y más pedidos. No daba abasto. Ni un pulpo habría sido capaz de satisfacer tanta demanda. Uno de los clientes alzó la mano: ordenó dos capuchinos y un café. «Lo siento, pero estoy sola –replicó ella, más agobiada que de costumbre–. Sírvase usted mismo». El cliente era David Cameron, el primer ministro británico. Cameron miró a su mujer, Samantha, y a sus hijos, así como a unos amigos con los cuales se proponía disfrutar un par de semanas de vacaciones en esa bellísima región de Italia durante el caluroso agosto de 2011. La camarera, de 27 años, no tenía la menor idea de la identidad del cliente. Sólo intuía que, como la mayoría de los turistas de Villa Petrolo, residencia con piscina y cancha de tenis rodeada de viñedos, olivares y bosques, iba a gastar unos 5.800 euros por semana. De no ser por los disturbios en Londres y en otras ciudades a raíz (leer más)

Sociedad

Freno parcial a la expulsión de migrantes

CASABLANCA, Marruecos – Después de un año y medio de negociaciones, casi 160 de los 193 miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidieron contrarrestar la oleada nacionalista que sacude a Europa y otros confines. Firmaron en Marrakech el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular. Se trata de un acuerdo de cooperación no vinculante en respuesta a la cerrazón de Italia, Malta, Hungría y otros países, como Estados Unidos, ante el arribo de migrantes. Un contingente de 750 millones de personas, el 10 por ciento de la población mundial, estima Gallup. Es la primera vez en la historia que la mayoría de los miembros de la ONU procura ordenar un fenómeno global de esta magnitud. ¿Cómo? En dos palabras, «salvar vidas», más allá de que los buenos propósitos choquen con la realidad. La de barcazas endebles repelidas en el Mediterráneo o la de centroamericanos amontonados en México frente a la muralla de Estados Unidos. La cruzada contra la inmigración del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, se expandió a Italia, (leer más)

Política

El G20 solo sonríe para la foto

La foto de familia del G20 en Buenos Aires tiene una particularidad. Refleja tanto las afinidades y las discrepancias entre algunos líderes como la polarización y el desencanto de varias sociedades. En la foto sonríen aquellos que se han visto beneficiados con esos fenómenos, como Donald Trump, Xi Jinping, Vladimir Putin y Recep Tayip Erdogan en un mundo que acaba de recibir otro sacudón con el triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil. La tendencia se acrecienta en Italia, con Giuseppe Conte en nombre del Movimiento 5 Estrellas de Luigi Di Maio y de la xenófoba Liga de Matteo Salvini y, cual reverso, en Alemania, donde la canciller Angela Merkel cuelga los guantes. Esa foto incluye a dos presidentes en guerra comercial, Trump y Xi; una primera ministra en trámite de divorcio de la convulsionada Unión Europea, Theresa May; un líder de facto, el príncipe saudita Mohamed bin Salmán, acusado por la CIA de haber perpetrado el asesinato de un compatriota suyo, el periodista Jamal Khashoggi, en el consulado de su país en Estambul; el presidente (leer más)

Economía

Bolsonaro se casa con Trump, pero no se separa de Xi

De paso por España, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, celebró el rumbo económico de Jair Bolsonaro. Aún no se había realizado la segunda vuelta en Brasil. Piñera descontaba el desenlace “en un país que ha conocido todos los escándalos posibles de corrupción” en el cual “la gente votó [en la primera vuelta] más en contra de los políticos que a favor de Bolsonaro”. El elogio tuvo premio. Contra la tradición de los presidentes electos de Brasil, Bolsonaro no visitará en primer término a su principal socio del Mercosur, Argentina, sino a Chile. Y aprovechará la ocasión para avanzar en la unión del Atlántico con el Pacífico a través de un corredor bioceánico que excluirá a Bolivia. El proyecto de conectar al puerto brasileño de Santos con la costa chilena, más allá del impacto económico, tiene un sesgo ideológico. En palabras de Bolsonaro, “no seguir coqueteando con el socialismo, el comunismo y el populismo, y con el extremismo de izquierda”. En esa categoría inscribe al presidente de Bolivia, Evo Morales, perdidoso en la Corte Internacional (leer más)

Política

La ultraderecha galopa en Suecia

Después de haber creado el Estado de bienestar y de haber sido el país europeo más generoso con los migrantes, Suecia se ha sumado a tropa de la intolerancia. Demócratas Suecos, nombre paradójico de un partido de ultraderecha, obtuvo en las legislativas casi cinco puntos más que en 2014 y 10 más que en 2010. Los socialdemócratas del primer ministro Stefan Löfven se consolidaron como primera fuerza en el Riksdag (Parlamento), pero, a tono con sus pares de otras latitudes, cosecharon el peor resultado de su historia y difícilmente puedan formar gobierno. El pronóstico: inestabilidad en un momento delicado de la Unión Europea (UE). Los síntomas son parecidos en otros confines, como Italia con el rechazo a los migrantes y los gitanos del vicepresidente Matteo Salvini, también ministro del Interior; Alemania con el arribo al Bundestag (Parlamento) del partido neonazi Alternativa para Alemania (AfD) y “la caza del extranjero” iniciada en la ciudad de Chemnitz, cerca de la República Checa, también impiadosa con los forasteros, así como Austria, Malta, Polonia, Eslovaquia y Hungría. La cuña (leer más)

Política

La ultraderecha caldea la calle en Alemania

La ultraderecha alemana halló una excusa para lanzarse a “la caza del extranjero” en la ciudad de Chemnitz, en el este del país, a unos 30 kilómetros de la frontera con la República Checa. El asesinato en circunstancias extrañas de un alemán de origen cubano, de 35 años, avivó la llama de la xenofobia. En el altercado, ocurrido durante un festival popular, participaron no menos de diez personas de diversas nacionalidades. La violencia generalizada no se hizo esperar. La canciller Angela Merkel quiso echar paño fríos, pero no pudo calmar la tensión que cunde en su país y en otros de Europa por el arribo de migrantes, en su mayoría ilegales. Las protestas tienen un aliado incondicional: el partido neonazi Alternativa para Alemania (AfD), primera fuerza opositora, con casi un 13 por ciento de los votos para arribar al Bundestag (Parlamento). En Chemnitz, la tercera ciudad en importancia del estado federado de Sajonia, ese partido obtuvo el 27 por ciento de adhesión en las elecciones de septiembre de 2017. Lo acompaña con su silencio prolongado (leer más)

Sociedad

Gitanos en la mira de Italia

MADRID – Todo apunta a desalentar la inmigración. Si el gobierno de Donald Trump no tiene empacho en separar a padres e hijos cuando cruzan ilegalmente la frontera de México a Estados Unidos, el de Italia no distingue entre italianos y gitanos. Como si los gitanos, en su mayoría rumanos, no fueran europeos. ¿Qué se propone el vicepresidente Matteo Salvini, también ministro del Interior? Hacer un censo de los gitanos de la etnia sinti y echar a aquellos que sean irregulares. «A los que sean italianos, por desgracia, nos los tendremos que quedar», se excusó, resignado, como si fuera el dueño del país. Xenofobia, segunda parte, después de la odisea de las 629 personas que iban a bordo del barco Aquarius. Entre ellos, 11 niños pequeños, 123 no acompañados, más de 80 mujeres y siete embarazadas. Huían de la violencia extrema en Libia. El nuevo gobierno de Italia, regido por la xenófoba Liga de Salvini y por el Movimiento 5 Estrellas, sentó un precedente vergonzoso. Les cerró sus puertos, al igual que el de Malta. (leer más)

Política

Lo nuevo destrona a lo clásico en Europa

MADRID – Una crisis acecha a la Unión Europea (UE). La crisis del euro, antes la panacea, ahora el apocalipsis. El euro es algo más que la moneda común: exhibe las fortalezas, las debilidades y  las asimetrías institucionales, de los Estados miembros. La UE pudo ser la creación más peculiar del siglo XX, tras dos guerras mundiales y otras atrocidades cometidas en nombre del nacionalismo, pero se ha convertido en un problema en el siglo XXI. Un problema con varios frentes abiertos: el Brexit, las imposiciones de Donald Trump, las provocaciones de Vladimir Putin, la debilidad de algunos gobiernos, la reaparición del autoritarismo, el terrorismo, los refugiados… España cambió en un pispás de presidente. Salió un conservador, Mariano Rajoy, enredado en la corrupción del Partido Popular (PP), y entró un socialdemócrata, Pedro Sánchez, rara avis en horas bajas para esa tendencia política. Italia nombró primer ministro a un desconocido, Giuseppe Conte, sostenido por el Movimiento 5 Estrellas y la xenófoba Liga. En 2017, la eterna canciller de Alemania, Angela Merkel, ganó su cuarto mandato en unas (leer más)

Videos

Trump y Kim se verán las caras

A pesar de los numerosos baches que ha sufrido la organización de la cita entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, que llegó a ser cancelada por el mandatario estadounidense, la Casa Blanca ha expresado su optimismo respecto a que la cumbre conduzca a que Corea del Norte abandone su programa nuclear. El régimen de Kim mostró su disposición a desmontar sus armas nucleares durante la cumbre que las dos Coreas celebraron el 27 de abril en su frontera, pero no quiere que se le imponga una fórmula unilateral y prefiere un proceso de desarme progresivo. La cumbre entre Trump y Kim, prevista para el martes 12 de junio en Singapur, podría darle relevancia a un tercer actor: China, temeroso de eventuales sobresaltos regionales. Además Con unos 180 millones de habitantes y casi 350 grupos étnicos, Nigeria, el país más poblado de África, excolonia británica, sufre múltiples tensiones por sus profundas diferencias políticas, religiosas y territoriales. Es un país partido en dos cuyos índices macroeconómicos (leer más)

Videos

España e Italia estrenan gobiernos

El nuevo presidente de España, Pedro Sánchez tomó posesión del cargo ante el rey Felipe VI tras obtener el apoyo a la moción de censura que presentó en el Congreso de los Diputados para destituir a Mariano Rajoy por la trama de corrupción Gürtel, que involucra a dirigentes del Partito Popular (PP). Por primera vez en democracia no ha habido una Biblia y un crucifijo en el traspaso del poder en el Palacio de la Zarzuela, al que asistió Rajoy. Sánchez, secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), es el séptimo presidente de la democracia española desde la muerte de Franco y el primero en acceder al Palacio de la Moncloa sin haber ganado elecciones. En la votación contó con el respaldo de la coalición de izquierda Unidos Podemos y de los grupos nacionalistas e independentistas del País Vasco y de Cataluña. Además Casi tres meses después de las elecciones de Italia, un profesor universitario sin experiencia política, Giuseppe Conte, asumió como primer ministro en el salón de fiestas del Palacio del Quirinal, residencia (leer más)

Política

Las vueltas de Italia en 80 días

Italia estrena gobierno. El del primer ministro número 65 en 72 años, Giuseppe Conte, profesor de derecho privado de la Universidad de Florencia, sin experiencia política. Se trata del gobierno menos convencional de Europa desde la firma de los Tratados de Roma, en 1957, los fundacionales. El acuerdo anudado en Italia entre el Movimiento 5 Estrellas (M5E), “libre asociación de ciudadanos” fundada por un cómico y un empresario de comunicación, y la Liga, formación xenófoba inspirada en el Frente Nacional francés, no es un alivio, sino un síntoma de la incertidumbre tras varias idas y venidas con el presidente, Sergio Mattarella, desde las elecciones del 4 de marzo. Tras 80 días, los extremos se unen con más afinidad personal que ideológica. Conte, propuesto por el M5E, de Luigi Di Maio, no perfeccionó sus estudios en las universidades de Nueva York, Yale, Cambridge y La Sorbona ni estudió en el International Kultur Institut, de Viena, como afirma en el impecable currículum que presentó para un puesto en el Consejo de Presidencia de la Justicia Administrativa. Puesto (leer más)