El peso del machismo

Sólo el 30 por ciento de las periodistas y las escritoras latinoamericanas accede a los mismos espacios que los varones, dice Alicia Quiñones, coordinadora del Programa Regional de las Américas de PEN Internacional, en Cuarto de Hora, por CADAL TV,




¿Está el mundo preparado para asociar el talento y el éxito con nombres femeninos? Lo duda la escritora, periodista y editora mexicana Alicia Quiñones, coordinadora del Programa Regional de las Américas de PEN Internacional, pero, durante una entrevista en el programa Cuarto de Hora, por CADAL TV, confiesa desde San Miguel de Allende, México, que tiene esperanzas.

J. K. Rowling, autora de la saga Harry Potter, firmó con iniciales y omitió su nombre completo por consejo de sus editores: los varones se rehúsan a comprar y leer libros escritos por mujeres. La primera carta que recibió tras la aparición del volumen inicial en 1997 era de una niña británica que comenzaba diciendo: “Estimado señor”. La dejó pasmada.

Eso ocurrió en el umbral del siglo XXI. No en el siglo XIX, cuando Aurore Dupin, musa del ilustre músico Frédéric Chopin y amante de los escritores Alejandro Dumas y Gustave Flaubert, usaba ropa de hombre, fumaba cigarros y firmaba sus libros con el seudónimo masculino ​George Sand.

¿Existe hoy equidad de género para las escritoras, muchas de ellas periodistas? Sólo tres de cada 10 mujeres ocupan lugares relevantes en cinco países auscultados por PEN Internacional en alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y la organización VIDA: Women in Literary Arts.

Según expone en el estudio la escritora nicaragüense Gioconda Belli, “el machismo sigue pesando en la sociedad y la cultura”

El estudio, titulado Mujeres en poder de la palabra, fue realizado en Ecuador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua. En todos los casos priman rasgos comunes, resumidos en las palabras machismo, desigualdad, patriarcado y rezagos coloniales, más allá de que una nueva generación comienza a darse a conocer por medio de publicaciones por cuenta propia y en medios digitales.

Lo resume Quiñones: “Lo que nos deja el informe es una triste realidad y, también, una gran esperanza. Pensábamos que había un boom literario, pero no hay uno como tal, sino un espacio que hemos ido ejerciendo poco a poco, con los años, y que ahora se traduce en más mujeres participando”.

Según expone en el estudio la escritora nicaragüense Gioconda Belli, “el machismo sigue pesando en la sociedad y la cultura”. No sólo en la sociedad y la cultura de su país.

Dirección: Gabriel Salvia

Producción: Lisette Kugler



1 Comment

Enlaces y comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.