El covid de la política

Diego Fonseca dice en el programa Cuarto de Hora que cada nueva variante de populismo mejora a la anterior y lo hace más peligroso




¿De qué hablamos cuando hablamos de populismo? En principio, de un fenómeno que surge del descontento popular con la clase política en el siglo XIX y resurge en los siglos XX y XXI tanto desde la izquierda como desde la derecha. O, como dice Diego Fonseca desde Barcelona en el programa Cuarto de Hora, de CADAL TV, de “una especie de covid de la política” en la que “cada nueva variante mejora a la anterior y lo hace más peligroso”.

Fonseca es argentino. Reside en forma alternada en España y en Estados Unidos. Investigó a fondo el fenómeno del populismo para su último libro, Amado Líder, el universo político detrás de un caudillo populista, publicado por HarperCollins México.

El número de mandatarios populistas en el mundo se duplicó a partir de 2000. “El discurso mágico, populista, opera en una sociedad que está muy cansada, frustrada y en crisis”, explica Fonseca, consultor de medios y director de talleres de periodismo narrativo en América Latina, Estados Unidos y España, y colaborador de periódicos y revistas de varios países.

“Con ellos no funcionan las reglas de concordancia porque se les perdona todo; la gente cree, tiene fe en ellos”

El Amado Líder, como era llamado el líder norcoreano Kim Jong-il, padre de Kim Jong-un, representa una suerte de revancha frente a la frustración, acaso como Hugo Chávez en Venezuela, Donald Trump en Estados Unidos, Jair Bolsonaro en Brasil, Viktor Orbán en Hungría y siguen las firmas.

“Con ellos no funcionan las reglas de concordancia porque se les perdona todo; la gente cree, tiene fe en ellos”, afirma Fonseca. La desigualdad, agrega, “es uno de los factores que alza al populismo, pero también es uno de los que lo destruye”.

El líder populista no nace de un golpe militar, como los dictadores de los años de plomo en América Latina, sino del voto masivo de sociedades proclives a fracturarse. Encuentra su cuna en “la fractura y la fragmentación” de los gobiernos y los congresos frente a la incapacidad de sobreponerse de los partidos tradicionales, aunque en algunos casos provengan de ellos.

Dirección: Gabriel Salvia

Producción: Lisette Kugler



Be the first to comment

Enlaces y comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.