Libertad de prensa limitada

En el programa Cuarto de Hora, de CADAL TV, Fernando Ruiz explica por qué el deterioro económico afecta la libertad de expresión




En casi toda América Latina los periodistas desarrollan su labor en un ambiente cada vez más deteriorado y tóxico. Gana terreno la desconfianza. Lo dice un informe de la organización Reporteros Sin Fronteras, divulgado con motivo del Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo.

En ese ambiente, dice Fernando Ruiz, consejero académico de CADAL, en el programa Cuarto de Hora, por CADAL TV, “el deterioro económico ha afectado mucho la libertad de expresión”.

Ruiz, doctor en comunicación pública por la Universidad de Navarra y licenciado en ciencias políticas por la Universidad Católica Argentina, es profesor e investigador de Periodismo y de Democracia e Historia de la Comunicación en la Facultad de Comunicación de la Universidad Austral, de Argentina.

Escribe en el informe Libertades bajo amenaza, del Foro de Periodismo Argentino (Fopea), del cual fue presidente: “Ya no alcanza con que la ciudadanía tenga disponible la información, sino que es necesario que los periodistas sean eficaces en comunicársela”.

No es ajeno a la crisis de la democracia ni a la confusión de roles que aviva la añeja obsesión de encasillar a los periodistas

En su último libro, Imágenes paganas: periodismo, democracia y pandemia en Argentina y América Latina, Ruiz reflexiona: “La tradición critica acompaña al periodismo desde su origen, desde su fundación como actividad y luego como profesión. La crítica obviamente se agrava cuando el periodismo se convierte en una poderosa actividad económica a fines del siglo 19 y principios del siglo 20. Está basada en la convicción de que la política y la economía gobiernan más al periodismo que sus estándares profesionales”.

No es ajeno a la crisis de la democracia ni a la confusión de roles que aviva la añeja obsesión de encasillar a los periodistas en la izquierda, la derecha o la conspiración., alentada en muchos casos por ellos mismos sin reparar en que un gobierno sin periodistas que van contra la corriente, metáfora del afán totalitario, termina siendo pernicioso para la sociedad.

Dirección: Gabriel Salvia

Producción: Lisette Kugler



1 Comment

Enlaces y comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.