Más por menos




El ciudadano 7000 millones nace en medio de sismos, tsunamis y diversas alarmas

En 1960, el mayor sismo de la historia desde que se tienen registros sacudió a Chile y creó un maremoto que mató a 61 personas en Hawai y 138 en Japón. Todavía era inusual la palabra tsunami, derivada del japonés tsu [puerto o bahía] y nami [ola]. Esta vez, a la inversa, las olas de hasta 10 metros de altura nacieron en Japón y, por fortuna, perdieron fuerza en su derrotero por el Pacífico hacia la costa americana. Hubo muchas víctimas que llorar, pérdidas que lamentar y temores que aventar en su hipocentro, Japón, sumido ahora en una crisis colosal por las explosiones de los reactores nucleares y la liberación de material radiactivo. Esta dramática situación obliga al mundo a replantearse el futuro de esa fuente de energía.

Es el gran desafío en un año bisagra. Después de 12 años, Adnan Nevic dejará de ser la última persona cuyo nacimiento se vio coronado con un número redondo en las estadísticas de las Naciones Unidas. El ciudadano 6000 millones vino al mundo el 12 de octubre de 1999 en Sarajevo, donde estalló la Primera Guerra Mundial. Será testigo este año del nacimiento del ciudadano 7000 millones. Tendrá 46 cuando nazca en 2045 el 9000 millones.

En ese momento, de no concretarse en 2012 la catastrófica predicción del calendario maya sobre el fin del planeta, no será sorprendente que alguien alcance los 110 años, como este año el británico Claude Choules, único sobreviviente de la Primera Guerra Mundial. La mayor expectativa de vida crea nuevos retos que países como Francia y España procuran paliar con el resistido aumento de la edad de jubilación. Es un atenuante. Seis de cada 10 personas son menores de 25 años y viven en países en desarrollo como los árabes, ahora revueltos por los reclamos de sus pueblos contra dictaduras y monarquías vitalicias, corruptas y represivas.

Las revueltas árabes, como antes las europeas, son el indicio de un cambio del cual no está exento Japón. Durante décadas, la carrera estándar de los muchachos de ese país se resumía en graduarse en la universidad, conseguir empleo y permanecer en la misma compañía hasta el retiro. El empleo fijo, afectado por una notoria reducción salarial en una década, ha llevado a muchos japoneses a buscar una segunda fuente de ingresos y hasta una tercera para disponer de dinero extra. En enero, según la empresa de investigación de mercado Ishare, casi un 17 por ciento de los trabajadores de 20 a 50 años tenía un empleo adicional.

En 2011, la población planetaria se habrá duplicado respeto de 1967. No por la tasa de natalidad, sino por el incremento de ancianos. El ciudadano 7000 millones no vendrá al mundo con un pan debajo del brazo. Nacerá en medio de la conmoción por sismos, tsunamis y alarmas nucleares. Las revueltas árabes, a su vez, han sido provocadas, entre otras razones, por la segunda crisis alimentaria en menos de tres años. Las malas cosechas hicieron de las suyas.

China ha superado en 2010 los 1341 millones de habitantes. El aumento de la demanda de alimentos en ese país, la India y sus vecinos asiáticos, así como la tendencia global a radicarse en ciudades, disparó los precios. Un tercio de la mortalidad infantil se debe a la malnutrición. Casi 1000 millones de personas, la misma cantidad que nació desde 1999, sufre hambre. El encarecimiento de los alimentos llevó a la pobreza a 44 millones de personas en medio año, según el Banco Mundial. Es el mayor aumento de precios que, en dos décadas, ha registrado la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO).

En los Estados Unidos, una de cada siete personas percibe 10.830 dólares anuales o menos. Con eso no llega a fin de mes. En Japón, la tasa de desempleo era baja antes del sismo y sus horrores, pero la economía no repuntaba. Más de la mitad de los trabajadores de 15 a 34 años necesita ingresos superiores, según el propio gobierno. Y la corrupción mete la cola: el canciller Seiji Maehara, puntal del Partido Democrático para suceder al primer ministro, Naoto Kan, renunció tras admitir que había recibido donaciones de una surcoreana residente en su país. Eso iba contra la ley.

De la crisis sólo zafan los magnates: 2010 pudo ser nefasto para la economía, pero batió récords en multimillonarios. Son 1210; eran 1011 el año anterior, según la revista Forbes. Ninguno de ellos deberá vérselas con el viejo fantasma del desempleo ni con las nuevas tendencias del empleo.

En los Estados Unidos, los restaurantes de comida rápida en los cuales no hay que bajarse del coche (drive-in o drive-thru) han empezado a sustituir a empleados locales por operadores con fuerte acento extranjero que, desde Filipinas o la India, toman el pedido para enviarlo a la cocina. Gracias a Internet, la hamburguesa con queso da la vuelta al mundo en un minuto. Es lo que tardó el mayor sismo en la historia de Japón en crear el tsunami y, después, provocar las fugas radiactivas, desplazar al país cuatro metros hacia el Este, cambiar la profundidad de las aguas, mover 16,7 centímetros el eje de la Tierra y acortar el año en un segundo. Casi nada de haber sido el único. Y el último.



Be the first to comment

Enlaces y comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.