Argentina: rechazan la declaración de la emergencia en seguridad




Posible blanco

Un colectivo de intelectuales, políticos, dirigentes sociales y especialistas en la materia dice que el eventual derribo de aviones es la receta que prescribe EE.UU. para América latina, pero no aplica en su territorio

 Poco antes de partir hacia el Foro Económico de Davos, el presidente argentino, Mauricio Macri, firmó un decreto por el cual declara por un año la emergencia de seguridad pública, destinada a “revertir la situación de peligro colectivo” y con el fin de “ir a fondo” contra el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico. El decreto incluye entre las reglas de protección aeroespacial la autorización a las Fuerzas Armadas para derribar “naves hostiles” tras “identificar, advertir e intimidar” a los pilotos.

La medida recibió un duro rechazo del colectivo Acuerdo de Seguridad Democrática (ASD), integrado por intelectuales, políticos, dirigentes sociales y especialistas en temas judiciales: “Sin apoyarse en diagnósticos claros, pone en marcha medidas que profundizan las peores tendencias en materia de políticas de seguridad. Para dar respuesta a demandas sociales legítimas, otra vez se realizan anuncios efectistas pero ineficaces, con el agravante de que en esta oportunidad la escalada punitiva llega a habilitar una pena de muerte encubierta”, enuncia un comunicado.

El decreto, agrega, “caracteriza al narcotráfico como una violación a la soberanía nacional e inscribe a las políticas para enfrentarlo en el modelo de las “nuevas amenazas” que los Estados Unidos prescriben para América latina pero que no aplican en su propio territorio. Asimilar el narcotráfico a una agresión militar extranjera lo coloca por encima de otros delitos tanto o más violentos, como la comercialización ilegal de armas de fuego. Como consecuencia de este paradigma, se le atribuyen a las Fuerzas Armadas nuevas facultades para intervenir en cuestiones de seguridad pública y no de defensa nacional. Esta decisión produce un quiebre en la distinción entre seguridad interior y defensa nacional que ya se había debilitado en el gobierno anterior”.

Firman el pronunciamiento León Carlos Arslanian, Horacio Verbitsky, Beatriz Sarlo, Nilda Garré, Adolfo Pérez Esquivel, Jorge Taiana, Dante Caputo, Juan Gabriel Tokatlian, Rut Diamint, Eduardo Valdés, Hermes Binner, Gustavo Palmieri, María Victoria Pita, Marcelo Saín, Sofía Tiscornia, Paula Litvachky, Marcela Perelman, Manuel Tufró, Agustín Colombo Sierra, Nicolás Comini, Enrique del Percio, Ernesto López, Juan López Chorne, Pablo Martínez, Raúl Sánchez Antelo, Luis Tibiletti, Carlos Gabetta y Mempo Giardinelli, entre otros.



Be the first to comment

Deja un comentario