¿Cuarentena sí o no?

La definición de la cuarentena como una “infectadura” levantó ampollas, así como en Estados Unidos y otras latitudes el crimen de George Floyd, mientras persisten las dudas sobre la economía y quedan argentinos varados en el exterior, Universidad Crítica, programa creado por el doctor Avelino Porto con la conducción de Jorge Elías, Canal Metro, 6 de junio de 2020




Santiago Canton, desde Washington: "La cuarentena ha quedado en segundo plano por el asesinato de George Floyd"

Dos encuestas le toman el pulso a la cuarentena. Una, del Centro de Opinión Pública de la Universidad de Belgrano, que dirige Orlando D’Adamo, dice que el 68 por ciento de los argentinos evalúa como buena o muy buena la gestión del gobierno nacional en la materia. La otra, de la Fundación Bunge y Born, dice que aún aquellos que tienen dificultades económicas ven con buenos ojos las restricciones. Ocho de cada 10 creen que es riesgoso salir de casa,  aceptan el aislamiento social y adoptan cuidados preventivos.

Esas percepciones chocan con el debate sobre la “infectadura”, término con el cual unos 300 intelectuales definieron en un documento titulado La democracia está en peligro su firme rechazo a las medidas adoptadas. Uno de los firmantes, Gabriel Palumbo, sociólogo, analista político y crítico de arte, señala que tanto el oficialismo como la oposición se enamoraron la cuarentena mientras el Congreso sesiona en forma intermitente y los tribunales prolongan su feria.

Dos posturas, acaso fruto de la incertidumbre que recorre de punta a punta el país y el mundo. Desde Salta, José Urtubey, vocal de la Unión Industrial Argentina (UIA), sostiene que esta crisis es peor que la de 2001. Aquella era nacional. La actual no respeta fronteras y, en cierto modo, depende de las decisiones adoptadas por cada gobierno. Como el de Donald Trump, obsesionado en no frenar la actividad económica.

Sin cuarentena, la muerte de George Floyd en Estados Unidos derivó en disturbios y saqueos

En Estados Unidos, epicentro mundial de la pandemia, estallaron disturbios y saqueos que trascendieron fronteras a raíz del brutal asesinato de George Floyd, como cuenta Santiago Canton, exsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y primer relator de libertad de las Américas, desde Washington.

Pregunta el embajador argentino en Barbados, Gustavo Martínez Pandiani: “¿Qué tienen en común una científica de la Universidad de la Matanza, un bajista de las Sierras Cordobesas, un jugador de fútbol de Villa Celina y una camarera de cruceros de San Isidro?”.

Respuesta: “Todos ellos son argentinos que, como consecuencia del COVID-19, quedaron varados en el Caribe, donde desarrollaban sus respectivas profesiones”. La contención y la asistencia diplomáticas permitieron entre marzo y abril el retorno de más de 500 argentinos que iban en cruceros.

Producción: Adriana Bagnera

Producción Ejecutiva: Aldo Bargiano

Dirección: Daniel Costoya



3 Comments

Enlaces y comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.