Sociedad

El zika dispara el debate sobre el aborto

En 2008 hubo en América latina al menos 4.400.000 interrupciones de embarazos, de las cuales el 95 por ciento habría sido realizada en forma clandestina y en condiciones inseguras Jorge Elías Un misil no puede derribar a un mosquito, pero el gobierno de Brasil sacó a la calle a todos los efectivos del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina, independientemente de su rango, para librar la madre de todas las batallas contra el Aedes aegypti, portador del virus del dengue, de la chikunguña y del zika. De esa magnitud es la guerra contra un enemigo minúsculo cuyas larvas, más pequeñas que un grano de arroz, amenazan con propagarse “de manera explosiva” en el continente americano, como advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS). El zika, en particular, crea pánico. Provoca microcefalia, malformación fetal. Padecen el virus más de 20 países de la región, según la OMS. Eso dispara otro debate. En 2008 hubo en América latina al menos 4.400.000 interrupciones de embarazos, de las cuales el 95 por ciento habría sido realizada en (leer más)

Mundo

Los fracasos de la democracia

De Política Exterior, España Lord Christopher Patten Escribir sobre el futuro es un negocio arriesgado. La bola de cristal está agrietada; las fuentes son escasas; las extrapolaciones, dudosas. Pero no resulta mucho más fácil recordar la historia reciente, o comprender qué ha estado pasando exactamente. Cuanto más cerca estamos del pasado, más opaco aparece este. Tal vez estoy permitiendo que la nostalgia pase por encima de la exactitud. Pero suelo recordar un mundo de certezas, de orden global y progreso. Como ha defendido Henry Kissinger, entre otros, parecía que la infraestructura geopolítica levantada tras la Segunda Guerra mundial por Estados Unidos y unos pocos aliados podía compararse con aquella surgida del Congreso de Viena en el siglo XIX, en cuanto a sus contribuciones a la paz y la prosperidad económica. Olvidémonos de las guerras subsidiarias luchadas en nombre de las ideologías de las grandes potencias en el sur del planeta. Olvidémonos de todos esos años durante los cuales la continuidad de la paz dependía de la amenaza del Armagedón. La segunda mitad del siglo XX supuso (leer más)

Política

Física y química

¿Quién es la canciller alemana Angela Merkel, dura con Grecia y blanda con los refugiados? Jorge Elías Frente a Reem, niña palestina cuya familia llevaba cuatro años esperando la residencia en Alemania, la canciller Angela Merkel quiso ser invisible, pero terminó mostrándose inflexible. Le dijo que no todos los inmigrantes podían quedarse en su país. La pequeña rompió en llanto. Merkel intentó consolarla. La dureza parecía ser su guía. Un mes después, a su regreso de las vacaciones de agosto de 2015, sorprendió a todos al describir la crisis de refugiados de Europa como un desafío mayor que la grave situación de Grecia. ¿Qué había pasado? Sólo ha de saberlo su marido, Joachim Sauer, invisible como Bruce Willis en la película El sexto sentido. En sus diez años de gobierno, Merkel no había enfrentado un problema que afectara en casa a los alemanes. Debió lidiar con el colapso financiero global, las turbulencias del euro y el conflicto de Ucrania. Esta vez, mientras miles de refugiados llaman a la puerta de Alemania, la extrema derecha resucitó (leer más)

Actualidad

Argentina: rechazan la declaración de la emergencia en seguridad

Un colectivo de intelectuales, políticos, dirigentes sociales y especialistas en la materia dice que el eventual derribo de aviones es la receta que prescribe EE.UU. para América latina, pero no aplica en su territorio  Poco antes de partir hacia el Foro Económico de Davos, el presidente argentino, Mauricio Macri, firmó un decreto por el cual declara por un año la emergencia de seguridad pública, destinada a “revertir la situación de peligro colectivo” y con el fin de “ir a fondo” contra el delito complejo, el crimen organizado y el narcotráfico. El decreto incluye entre las reglas de protección aeroespacial la autorización a las Fuerzas Armadas para derribar “naves hostiles” tras “identificar, advertir e intimidar” a los pilotos. La medida recibió un duro rechazo del colectivo Acuerdo de Seguridad Democrática (ASD), integrado por intelectuales, políticos, dirigentes sociales y especialistas en temas judiciales: “Sin apoyarse en diagnósticos claros, pone en marcha medidas que profundizan las peores tendencias en materia de políticas de seguridad. Para dar respuesta a demandas sociales legítimas, otra vez se realizan anuncios efectistas pero ineficaces, (leer más)

Actualidad

Nueve años del asesinato del periodista Hrant Dink

Agencia Prensa Armenia.- “Recuerdo que salió de casa a las diez y media de la mañana. No comió mucho en el desayuno, pero, como siempre, comió algo. Parecía preocupado cuando se levantó para irse. Algo lo estaba molestando. Le di un beso y le deseé un buen día. ‘No estés triste. Estas cosas que te preocupan no son importantes. Van a desaparecer cuando vuelvas a casa esta noche. Lo importante es que estamos acá, juntos’, le dije, sin saber que era nuestra última conversación. Se fue a trabajar. Tuve una reunión de oración, así que salí, también. Cuando la reunión terminó, algunos de nosotros nos quedamos para compartir nuestros pensamientos. Una joven amigo me dijo: ‘Rakel, ¿cómo puede alguien perdonar lo imperdonable?’. ‘Incluso si es un asesino’, le respondí, ‘tenemos que perdonarlo porque eso es lo que Jesús nos dice que debemos hacer. Si vivimos por su palabra, si seguimos sus enseñanzas, tenemos que encontrar en nosotros mismos la forma de perdonar a esta persona incondicionalmente, porque eso es lo que nos enseñó’. Nunca voy a (leer más)

Sociedad

Prohibido besarse

Una novela sobre el amor entre una israelí y un palestino, vedada en el currículum universitario de Israel por el gobierno de Netanyahu, recibió una peculiar respuesta en Tel Aviv   Por Jorge Elías Un beso pone en movimiento los 34 músculos faciales y otros 134 corporales. Da placer, pero también implica cierto esfuerzo y algún peligro. Un mililitro de saliva anida 100 millones de bacterias. Los nepaleses optaron por lo sano: no besarse. En China, recuerdo, un periódico advertía en los años noventa que la costumbre de besar era una “práctica vulgar, rayana en el canibalismo” que había sido implantada por los “invasores europeos”. En Sudáfrica no pueden besarse los menores de 16 años. En la India, el beso en público es tabú. Peor es en Indonesia: la sharia (ley islámica) castiga el beso con prisión, multas y latigazos. En Israel, el beso resultó ser una réplica a la decisión del Ministerio de Educación de excluir del currículum universitario la novela Gader Jayá (Borderline, en inglés; Una barrera viva, en castellano), de Dorit Rabinyan, (leer más)

Mundo

La cuestión para Europa en 2016

De Project Syndicate, Estados Unidos NUEVA YORK – A las puertas de un nuevo año, enfrentamos un mundo donde se multiplican los riesgos geopolíticos y geoeconómicos. La mayor parte de Medio Oriente está en llamas, lo que hace a algunos pensar que puede comenzar en cualquier momento una larga guerra entre sunnitas y shiítas (como la Guerra de los Treinta Años en Europa, entre católicos y protestantes). El ascenso de China impulsa una amplia variedad de disputas territoriales en Asia y cuestiona el liderazgo estratégico estadounidense en la región. Y aunque la invasión rusa a Ucrania parezca haberse convertido en un conflicto semilatente, podría reactivarse en cualquier momento. También hay riesgo de más epidemias, como en años recientes nos han enseñado los brotes de SARS, MERS, ébola y otras enfermedades infecciosas. Existe además la amenaza latente de la ciberguerra, mientras actores y grupos no estatales crean conflicto y caos desde Medio Oriente hasta África septentrional y subsahariana. Y no debemos olvidar el importante daño causado por el cambio climático, con un aumento de frecuencia y poder (leer más)

Sociedad

Matrimonio a plazo fijo

En China terminó el 1 de enero de 2016 la política del hijo único, pero existe un enclave en el cual nunca se aplicó porque las mujeres son las que mandan Por Jorge Elías Desde antes de que el mundo fuera este mundo, los mosuo no están obligados a casarse ni a vivir en pareja. La etnia, de 50.000 personas, desciende de tibetanos nómades. Habita desde hace dos milenios las provincias chinas de Yunnan y Sichuan. Entre las montañas, coronadas por el lago Lugu, las mujeres llevan quimonos de seda, sombreros y collares. Viven con sus hijos sin certeza sobre la identidad de los padres biológicos. A los 13 años de edad, ellas participan de la ceremonia “cámara de flor”. Disponen de un dormitorio para recibir a sus amantes. Pueden aceptarlos o rechazarlos. A la misma edad, los chicos son habilitados para el “tisese”: cada uno escoge a una mujer y, si cuadra, mantiene relaciones con ella o, de ser conveniente, con varias a la vez. En este otro mundo, el matrimonio está en crisis. (leer más)

Actualidad

Condenan el ensayo nuclear de Corea del Norte

Con su cuarta prueba nuclear y la primera en la que supuestamente utilizó con éxito una bomba de hidrógeno, el régimen de Corea del Norte ha puesto al mundo patas arriba. Se trata de una bomba mucho más potente que las atómicas que se lanzaron contra Hiroshima y Nagasaki en 1945. El ensayo, en coincidencia con el cumpleaños de líder supremo del país más cerrado del mundo, Kim Jong-un, recibió el repudio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la mayoría de los gobiernos del mundo. En América latina y el Caribe, la Secretaría de la Red de Líderes (LALN, por sus siglas en inglés) también lo ha condenado, “cualquiera haya sido el tipo de tecnología utilizada”, por tratarse de una “provocación a la comunidad internacional y una clara violación a la paz y seguridad global y a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”. Dice LALN que este ensayo “pone de manifiesto la importancia crucial de la pronta entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa (leer más)

Política

Tambores de diálogo

A 183 años de la usurpación inglesa de las Malvinas, Cameron aboga por “una relación más madura” con Argentina, pero subraya que, de ser necesario, “presionará” al gobierno de Macri para defender la explotación de hidrocarburos en las islas Por Jorge Elías En marzo de 2010, mientras crecía el interés de Gran Bretaña en hallar petróleo en el Atlántico Sur, el historiador británico Henry Kamen se preguntó: “¿Es inevitable otra guerra en las Malvinas?”. Y aventuró: “Suenan tambores de guerra”. Exageraba. La guerra no iba a ser como la de 1982, “la más popular desde 1945” a los ojos británicos. Iba a ser entre dos gobiernos democráticos por la vía diplomática, la judicial o cualquier otra inscripta entre las soluciones razonables en un momento de inflexión de la economía mundial, quizás el más propicio para Argentina en tres décadas. Casi seis años después de aquella especulación de Kamen, en coincidencia con el 183º aniversario de la usurpación británica, el 3 de enero de 1833, y con el 34º aniversario de la guerra, la real, la (leer más)