Política

La revancha de Bolsonaro

En Estados Unidos, los demócratas no llaman al presidente Donald Trump por su cargo ni por su nombre. Lo llaman él, como si se tratara de un extraño o, en realidad, de una suerte de okupa de la Casa Blanca. En México, después de un mes de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los chairos (sus partidarios) desprecian a los fifis (sus detractores, asociados con los gobiernos pretéritos del PRI y del PAN). En Colombia, el presidente Iván Duque instó a sus compatriotas en el discurso de Año Nuevo a “dejar atrás la polarización” después de una campaña electoral, la de 2018, en la cual primó la polarización. Dos bandos, un país. La fórmula no es novedosa. Unos y otros echan leña al fuego y después se preguntan por qué arde. La toma de posesión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, en poco y nada se diferenció del discurso habitual de Lula. De aquel “nosotros contra ellos” que, como en otros países, incluida Argentina, ensanchó la fisura social. La fragmentación, que se traduce en inestabilidad (leer más)

Videos

La carta de Lula contra Bolsonaro

Finalmente, Luiz Inácio Lula da Silva no será candidato presidencial en Brasil por haber sido juzgado en segunda instancia mientras cumple 12 años de prisión por corrupción. Su sucesor, el excandidato a vicepresidente por el PT, Fernando Haddad, crece en las encuestas, pero aún está lejos de alcanzar al favorito, el candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro, convaleciente tras haber sido apuñalado durante un acto de campaña.  “En el nordeste de Brasil, donde el PT es fuerte, los electores más humildes aún no se acostumbran al apellido árabe del elegido por Lula y lo llaman Andrade”, cuenta Marcia Carmo, corresponsal de BBC Brasil en Argentina. A tres semanas de las elecciones más reñidas de la historia de Brasil desde el retorno de la democracia, la incertidumbre está servida Además Una serie de protestas multitudinarias ha sacudido las calles de Rusia las últimas semanas, pero, sobre todo, la popularidad del presidente Vladimir Putin. El motivo del descontento masivo ha sido la reforma del sistema de pensiones para elevar la edad de jubilación de las mujeres a (leer más)

Política

La ultraderecha galopa en Suecia

Después de haber creado el Estado de bienestar y de haber sido el país europeo más generoso con los migrantes, Suecia se ha sumado a tropa de la intolerancia. Demócratas Suecos, nombre paradójico de un partido de ultraderecha, obtuvo en las legislativas casi cinco puntos más que en 2014 y 10 más que en 2010. Los socialdemócratas del primer ministro Stefan Löfven se consolidaron como primera fuerza en el Riksdag (Parlamento), pero, a tono con sus pares de otras latitudes, cosecharon el peor resultado de su historia y difícilmente puedan formar gobierno. El pronóstico: inestabilidad en un momento delicado de la Unión Europea (UE). Los síntomas son parecidos en otros confines, como Italia con el rechazo a los migrantes y los gitanos del vicepresidente Matteo Salvini, también ministro del Interior; Alemania con el arribo al Bundestag (Parlamento) del partido neonazi Alternativa para Alemania (AfD) y “la caza del extranjero” iniciada en la ciudad de Chemnitz, cerca de la República Checa, también impiadosa con los forasteros, así como Austria, Malta, Polonia, Eslovaquia y Hungría. La cuña (leer más)