Otras voces

Cataclismo en la Unión Europea

Por Raquel Pozzi | La Capital de Mar del Plata Mientras la República Federal de Alemania lograba formar la coalición luego de un gran desgaste en las negociaciones entre la Unión Demócrata Cristiana (CDU) con el Partido Social Demócrata (SPD) otorgando el cuarto mandato consecutivo a Ángela Merkel, la República parlamentaria y presidencialista de Italia estrenaba la nueva ley electoral “Rosatellum bis” gestionada con vehemencia por Silvio Berlusconi y Matteo Renzi para favorecer a las coaliciones centro derecha y centro izquierda proponiendo una fórmula electoral enrevesada: el 36 % de los escaños de ambas cámaras serían asignados con un sistema mayoritario basado en circunscripciones uninominales y el 64% de forma proporcional, situación que tramitaría importantes inconvenientes para los nuevos partidos como “M5E” (Movimientos 5 estrellas) y “Liga” propugnándoles una situación incómoda a la hora de aglutinar electores. Habida cuenta que Italia requería de urgente reforma electoral ya que desde el año 1948 la república italiana tuvo 65 gobiernos diferentes en 70 años, lo cierto es que el desenlace de la flamante ley generó el estupor (leer más)

Política

La tragedia griega

El descontento global, abonado por la creciente xenofobia y por la precaria situación económica en Europa, se adereza con el desgaste de los pilares sobre los cuales descansaba el mundo posterior a la Guerra Fría François Hollande fue investido presidente de Francia con la premisa de rechazar la hoja de ruta trazada por la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional). No lo hizo. Después, en Italia, el primer ministro Matteo Renzi amenazaba con incumplir las exigencias de pago de la deuda, atizadas por la canciller de Alemania, Angela Merkel. Tampoco lo hizo. ¿Por qué la tercera intentona, coronada con la rotunda victoria de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) en Grecia, parece ser la vencida? Porque polarizó a Europa entre Berlín y Atenas o, frente a la ventanilla de los acreedores, entre la sumisión y la rebelión. La rebelión de los deudores, más allá del errático historial de pagos de cada país, encontró en el primer ministro griego, Alexis Tsipras, un puntal en la confrontación contra los intereses de la (leer más)