Denuncian restricciones a la libertad en Guinea Ecuatorial




Obiang, reincidente desde 1979

Varias organizaciones de defensa de la democracia y de los derechos humanos han exigido que el gobierno de Guinea Ecuatorial levante las restricciones impuestas a la sociedad civil en vísperas de las elecciones presidenciales del 24 de abril. En ellas, como ocurre en forma sistemática desde 1979, se presentará como candidato a la reelección el presidente Teodoro Obiang.

“La represión contra las organizaciones civiles revela los esfuerzos del gobierno para silenciar las voces independientes y pone de relieve el ambiente hostil y represivo que ha aumentado aún más por la celebración de las elecciones», ha denunciado el vicepresidente de Relaciones Internacionales de Freedom House, Daniel Calingaert.

El gobierno de Obiang considera opositores a los activistas civiles, vedados de actuar con independencia debido a las graves restricciones impuestas a la libertad de expresión, asociación y reunión. Eso los hace vulnerables al acoso y la represión, según el comunicado. Lleva las firmas del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), la Asociación Pro Derechos Humanos de España, Civicus World Alliance for Citizen Participation, EG Justice, Freedom House, Global Witness, Human Rights Watch, Oxfam America, Réseau International des Droits Humains y World Movement for Democracy.

También señalan que, al carecer de libertad de expresión, asociación y asamblea, los grupos no gubernamentales de Guinea Ecuatorial padecen severas restricciones. El 2 de marzo de 2016, el ministro del Interior y de Corporaciones Locales, Clemente Engonga Nguema Onguene, ordenó la suspensión definitiva de las actividades del Centro de Estudios e Iniciativas para el Desarrollo (CEID) por organizar un foro cuyos mensajes «incitaban a la violencia y a la desobediencia civil entre los jóvenes ecuatoguineanos».

El cierre de esa organización, que se encarga de promover la participación ciudadana en actividades vinculadas con los derechos humanos, la gobernanza y la transparencia, va en contra de la libertad de expresión. Asimismo, en agosto de 2015, el gobierno de Obiang sustituyó al equipo directivo de la Casa de la Cultura de Rebola, centro cultural dirigido por voluntarios locales independientes, por miembros de su partido político, lo cual, coinciden en afirmar, ha creado “un ambiente muy hostil” en vísperas de las elecciones.



Be the first to comment

Enlaces y comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.