Política

El coronavirus de la democracia

El coronavirus no sólo se esparce entre las personas. También afecta a algunos gobiernos. Y es contagioso. En 195 países y 14 territorios, la organización Freedom House halló por decimocuarto año consecutivo un preocupante declive de las libertades políticas y civiles. “La democracia y el pluralismo están bajo asalto”, dispara el informe. ¿Por qué? Los dictadores, explica, “están trabajando para acabar con los últimos vestigios de disidencia doméstica” y, a su vez, “muchos líderes libremente elegidos someten en forma drástica sus inquietudes a una interpretación amañada del interés nacional”. Xi Jinping, por un lado; Donald Trump, por el otro. La epidemia, resumida en la persecución de grupos étnicos y religiosos minoritarios y los ataques persistentes contra los inmigrantes, incluye las “elecciones gestionadas por etapas» en Rusia durante 2019, así como la Ley de Enmienda de Ciudadanía de India, que otorga la condición de ciudadano a las minorías no musulmanas de algunos países vecinos. Trump, dice el informe, “ejerce presión sobre “la integridad electoral, la independencia judicial y las salvaguardas contra la corrupción». Que se haya (leer más)

Actualidad

Denuncian restricciones a la libertad en Guinea Ecuatorial

Varias organizaciones de defensa de la democracia y de los derechos humanos han exigido que el gobierno de Guinea Ecuatorial levante las restricciones impuestas a la sociedad civil en vísperas de las elecciones presidenciales del 24 de abril. En ellas, como ocurre en forma sistemática desde 1979, se presentará como candidato a la reelección el presidente Teodoro Obiang. “La represión contra las organizaciones civiles revela los esfuerzos del gobierno para silenciar las voces independientes y pone de relieve el ambiente hostil y represivo que ha aumentado aún más por la celebración de las elecciones», ha denunciado el vicepresidente de Relaciones Internacionales de Freedom House, Daniel Calingaert. El gobierno de Obiang considera opositores a los activistas civiles, vedados de actuar con independencia debido a las graves restricciones impuestas a la libertad de expresión, asociación y reunión. Eso los hace vulnerables al acoso y la represión, según el comunicado. Lleva las firmas del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), la Asociación Pro Derechos Humanos de España, Civicus World Alliance for Citizen Participation, (leer más)