Sociedad

La diversidad rompe tabúes

La transexualidad era hasta enero una enfermedad mental para la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se trata ahora de una disfunción sexual, no de un trastorno psicológico. La tardía adecuación corre a tono con la ruptura de tabúes frente a la diversidad. Estados Unidos tiene por primera vez una candidata a gobernadora transgénero por un gran partido, Christine Hallquist en Vermont, y Alemania ha aprobado la introducción de un tercer género en el registro civil. En los formularios figurará “masculino”, “femenino” y, en caso de que los padres no puedan determinar el sexo de su hijo, “diverso”. En 2013, Alemania ha sido el primer país europeo que permitió a los padres dejar en blanco la casilla que indicaba el sexo de un bebé en su partida de nacimiento, admitiendo en forma implícita el tercer género. Los llamaba “intersexuales”. El gobierno de Angela Merkel se vio forzado a cumplir una sentencia del Tribunal Constitucional que lo obligaba a introducir la tercera alternativa. De lo contrario, aquellas personas que no sienten varones ni mujeres se sentirían (leer más)

Política

Trump tiene quien le escriba

Un colapso financiero de escala planetaria. Lo armó Donald Trump con un tuit. Un simple tuit: “Acabo de autorizar una duplicación de aranceles sobre acero y aluminio con respecto a Turquía, ya que su moneda, la lira turca, se desliza rápidamente contra nuestro fuerte dólar. El aluminio ahora estará en el 20% y el acero en el 50%. ¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!”. No son buenas. Cierto. Son peores, así como las relaciones con Irán, en tándem con Israel, y con supuetos aliados, como la Unión Europea. El tuit de Trump contra su par turco, Recep Tayyip Erdogan, despedazó la moneda local, la lira, y provocó una crisis cambiaria en Asia, Europa y América latina. Todo por un tuit, resumen improcedente de una decisión política. La guerra comercial no pasó esta vez por China, sino por los arrabales de Europa y de Asia, sembrando desconfianza en los inversores. ¿La excusa? Un pastor evangélico norteamericano, Andrew Brunson, se encuentra detenido en Turquía bajo cargos de terrorismo y de espionaje. Trump pidió (leer más)

Política

Refugios nucleares para pocos

En películas como War Games (Juegos de Guerra), el mundo se salva en el último minuto. Justo antes de que se desintegre por un cataclismo. La realidad es diferente, por más que Donald Trump y Kim Jong-un se jacten de sus arsenales nucleares. La realidad, auscultada por la Universidad Michigan Tech, dicta que, de estallar una guerra nuclear, el principal perjudicado sería el país agresor. “Una nación dispuesta a usar su armamento nuclear contra otra debe determinar si tiene la capacidad de sobrevivir a los problemas que ella misma está provocando”, concluyen los profesores Joshua Pearce y David Denkenberger. Los avances en la inteligencia artificial (AI, sus siglas en inglés) permiten inferir que las computadoras podrían declarar una guerra nuclear en 2040, según la corporación Rand. Un equipo de investigadores que analiza el papel de las fuerzas armadas de Estados Unidos estima que las máquinas “podrían tomar el control y decidir sobre conflictos militares”. ¿Cómo? “Mediante la eliminación de barreras para mantener al armamento nuclear como método disuasivo”. La incertidumbre llevaría “a los bandos a (leer más)

Política

Maduro sale ileso de su fracaso

Dos estruendos y un silencio. Un silencio cargado de tensión. El de Nicolás Maduro, impávido como su mujer, Cilia Flores, poco antes de ser evacuados del escenario. Maduro instó a los venezolanos por enésima vez a acompañar a su gobierno. “Ha llegado la hora de la recuperación económica”, clamó, también por enésima vez. Y se calló, mirando al cielo. Dos drones, “que contenían una carga explosiva que detonó en las cercanías de la tarima presidencial y en algunas zonas del desfile”, habían sido derribados por francotiradores, según Jorge Rodríguez, vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo de Venezuela. Fue un “atentado en contra de la figura del presidente Nicolás Maduro”, se apresuró a afirmar y a despejar dudas. En tiempo récord. El desfile y el acto en Caracas eran por los 81 años de la Guardia Nacional Bolivariana. Maduro cerraba con su discurso por cadena nacional una semana en la cual había dado un giro en la economía. Suprimió una de las herramientas de control social de su mentor, Hugo Chávez: la Ley de Ilícitos (leer más)

Sociedad

Periodistas versus trolls

Pueden ser enemigos declarados o simples individuos que se esconden detrás de las pantallas. O, peor aún, pueden ser “mercenarios de la información en línea” que se alistan en “ejércitos de trolls” creados por regímenes autoritarios. En ambos casos, según Reporteros sin Fronteras (RSF), el fin es el mismo: callar a los periodistas que difunden contenidos que les molestan. Están dispuestos a emplear métodos violentos, agrega el informe Acoso en línea a periodistas: cuando los trolls arremeten contra la prensa. Son predadores de la libertad que se valen de las nuevas tecnologías para expandir su modelo represivo. “Estos déspotas hacen que sus mercenarios agredan a los periodistas y les disparen en el mundo virtual de la misma manera en que otros lo hacen en las zonas de guerra”, dice Christophe Deloire, secretario general de RSF. Los asocia con regímenes autoritarios, como los de China, Rusia, India, Turquía, Irán y Argelia, entre otros. El fenómeno de los trolls (usuarios de redes sociales que publican contenidos ofensivos o falaces en internet) también se ha multiplicado en países (leer más)

Política

Trump aclara y oscurece

Que sí, que no, que Donald Trump, abochornado por republicanos y demócratas después de haberle dado más crédito a su par de Rusia, Vladimir Putin, que a su gobierno durante la cumbre realizada en el Palacio Presidencial de Helsinki se vio obligado a atemperar las críticas con una suerte de autocrítica. Dejó dicho que el malentendido se debió a un lapsus cuando descreyó de las investigaciones de los servicios de inteligencia de Estados Unidos sobre la injerencia de espías rusos en las elecciones de 2016. Lo hizo con tan poco énfasis que no pareció creer ni en sus propias palabras. La cordialidad de Trump con Putin, encaramado en la gloria tras haber organizado la Copa Mundial de Fútbol, fue el reverso de sus ataques a Alemania, de sus presiones a los gobiernos europeos para que aumenten sus aportes a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y de sus elogios al renunciante canciller británico Boris Johnson durante la visita a la primera ministra Theresa May. Un desatino tras otro, coronado con loas al responsable (leer más)

Política

El aprendiz de Putin

La tropa republicana se tomó la cabeza con las manos. No podía creerlo. No era la primera vez que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguraba que confía más en su par de Rusia, Vladimir Putin, que en los servicios de inteligencia de su país. Esta vez cobró otra dimensión. En el mano a mano en el Palacio Presidencial de Helsinki, Trump se defendió de las investigaciones sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016, pero quedó a merced de Putin como si fuera apenas un aprendiz. Su aprendiz. Una vergüenza para muchos, incluido el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, siempre conciliador. Esa debilidad de Trump por los autócratas, como Kim Jong-un, Abdel Fatah al Sisi y Rodrigo Duterte, pudo llevarlo a contradecir a su propio gobierno. El director de la CIA, Daniel Coats, no salía de su asombro: “Hemos sido claros en nuestras valoraciones de la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y en sus intentos generalizados de socavar nuestra democracia”. Poco pareció importarle a Trump, así como (leer más)

Política

Trump aviva rencores en Europa

Donald Trump demostró una vez más que no distingue entre aliados y contendientes. O peor aún: desautoriza a supuestos aliados como la canciller Angela Merkel, acusando de Alemania de ser “cautiva de Rusia” por su dependencia energética, y se deshace en alabanzas a contendientes declarados como el líder norcoreano Kim Jong-un, envalentonado con sus ensayos nucleares. Trump se siente más identificado con ese estilo, el autoritario, también representado por Vladimir Putin y Recep Tayip Erdogan, o, en virtud de su experiencia en el mercado inmobiliario, prefiere perjudicar al vecino en lugar de favorecerlo. En Bruselas, durante la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Trump fustigó a sus supuestos aliados con una exigencia: que dupliquen su gasto en defensa. Que eleven el aporte del dos por ciento del PBI, inalcanzable para muchos, al cuatro por ciento. Sólo ocho de los 29 países miembros contribuyen con el dos por ciento mientras Estados Unidos destina el 3,6 por ciento. La coyuntura no ayuda: algunos gobiernos tienen más asuntos internos que resolver que guerras por (leer más)

Sociedad

Los agujeros negros del planeta

MADRID – Cuando el físico norteamericano John Wheeler acuñó en 1967 el término agujero negro no pensó en el planeta. Recreó una región finita del espacio en la cual la fuerza de gravedad es tan fuerte que ni la luz puede escapar. Descartó de ese modo otras definiciones frecuentes, como las estrellas oscuras de Michell, las singularidades esféricas de Schwarzschild, las estrellas congeladas de la Unión Soviética y las estrellas colapsadas de los físicos de Occidente. El agujero negro no requiere telescopio en 2018, sino brújula. Está al ras del suelo en Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia, cunas de los llamados refugiados. Los refugiados tratan de hallar cobijo en la prosperidad de Europa o de Estados Unidos. Son mundos imaginarios en los cuales buscan salir de pobres o, en verdad, huir de la violencia. Van primero a países vecinos, como Líbano desde Siria o Uganda desde Sudán del Sur. Algunos se animan a pagar peaje para arribar a un destino mejor. Las mafias de la migración clandestina usan las redes sociales para (leer más)

Política

La excepción mexicana

En un mapa latinoamericano que gradualmente se destiñó de pretendidas izquierdas con capitalistas amigos, Andrés Manuel López Obrador parece desentonar, aunque su discurso diste de emparentarse con el de aquellos que le desearon la victoria, como Cristina Kirchner, Rafael Correa y Ernesto Samper, entre otros. En tiempos de Donald Trump cambió el mundo y cambió México. Y también cambió López Obrador, antes cercano a Hugo Chávez, ahora empecinado en dar vuelta la tortilla en un país sumido en la inseguridad, la impunidad y la corrupción bajo el estigma del narcotráfico. Más de 130 políticos y siete periodistas han sido asesinados este año. Finalmente, los planetas y los mosquitos, como auguró Jesús Silva-Herzog Márquez, profesor del Tecnológico de Monterrey, se alinearon para convertir en presidente de México a López Obrador. La tercera resultó ser la vencida para AMLO, por sus iniciales, o El Peje, apócope de pejelagarto, pez típico de su Tabasco natal. López Obrador era en 2006 el escollo de Felipe Calderón, sucesor de Vicente Fox, ambos del Partido Acción Nacional (PAN). En 2012 ocupó (leer más)

Política

La rutina de la provocación

Así como Donald Trump prometió durante su campaña electoral la ruptura del acuerdo con Irán, también se comprometió a trasladar la embajada a Jerusalén, “la capital eterna del pueblo judío“. La decisión, sólo imitada por Guatemala, Paraguay y quizás Honduras, no pudo ser más inoportuna inclusive por la fecha: la víspera del Nakba (catástrofe), éxodo de palestinos tras la primera guerra contra Israel, en 1948. Fue el segundo capítulo en menos de una semana de una rutina. La rutina de la provocación. La mudanza se saldó con un balance de víctimas palestinas en Gaza sin precedente en una sola jornada desde la guerra de 2014 y con heridas diplomáticas de difícil sutura. ¿Qué llevó a Trump a tomar esa decisión, más allá de su promesa de campaña? En 1995, el Congreso de Estados Unidos aprobó el traslado de la embajada de Tel Aviv a Jerusalén. Una cláusula permitía a los presidentes postergarlo por seis meses. Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama alegaron razones de seguridad nacional para no autorizarlo. También Trump durante su (leer más)

Política

Trump alborota el avispero

Después de mucho cabildeo, la decisión de Donald Trump de dinamitar el acuerdo con Irán ensalzó los temores de una confrontación en gran escala en Medio Oriente, la región más convulsionada del planeta. La decisión de Trump, tan previsible como el frío en invierno, disparó el precio del petróleo por la promesa de sancionar a Irán. Eso complicaría el abastecimiento de combustible en Europa, China, India, Corea del Sur y Japón, clientes de Irán. El riesgo no radica en su afán nuclear, supuestamente neutralizado desde 2015, sino en la expansión de una guerra en curso desde 2011, la de Siria, y el uso de su territorio para dirimir diferencias entre terceros, como Irán e Israel. Francia, partícipe tardío de la guerra siria tras el último ataque con armas químicas del régimen de Bashar al Assad, quiere su porción del pastel. No por casualidad el presidente Emmanuel Macron hizo público su intento de persuadir a Trump sobre las consecuencias de la ruptura del acuerdo. Tampoco por casualidad su visita a Washington cobró más relevancia que la de la (leer más)

Política

El capricho del rey

De la mañana a la noche, como quien resuelve cambiarse la camisa, el monarca Msuati III decidió que su país pase a llamarse eSwatini en lugar de Suazilandia. Lo anunció en un estadio repleto de oficiales y de diplomáticos en coincidencia con el 50º aniversario de la independencia y de su propio cumpleaños, el número 50. Dos celebraciones en una con una sorpresa: “Cada vez que vamos al exterior, las personas nos llaman Suiza”, explicó, refiriéndose al parecido en inglés entre Swaziland y Switzerland. Por eso, el país africano se llama ahora eSwatini. En lengua nativa, la tierra de los suazis. El diminuto eSwatini, protectorado británico desde 1871 hasta su independencia en 1968, comparte fronteras con Sudáfrica y Mozambique. Tiene 17.360 kilómetros cuadrados. Es la última monarquía absolutista del África subsahariana. Cada año, entre agosto y septiembre, se celebra la fiesta de la umhlanga (danza del junco): miles de doncellas bailan medio desnudas para que el abnegado monarca, padre de 24 hijos, elija una nueva reina. Msuati III tiene 15 esposas. Cada una de ellas (leer más)

Política

Trump empata con Obama y Clinton

En 2015, cuando la posibilidad de que Donald Trump llegara a ser presidente de Estados Unidos aún era una entelequia, David Berg, profesor de psiquiatría de la Universidad de Yale, observaba que las amenazas a la seguridad percibidas por los norteamericanos provenían “tanto del país (por el cambio demográfico, la codicia de Wall Street, la inmigración y las consecuencias de la desigualdad) como del exterior (el desorden internacional, ISIS, China y Rusia, entre otros)”. Trump, concluía Berg, apelaba a la irritación de sus compatriotas, confiados en que su beligerancia iba a convertir al mundo en un sitio más seguro. Dos años después, en los primeros meses de la gestión de Trump, la imagen de Estados Unidos cayó en 37 países, según el Pew Research Center. La impopularidad global de Trump, con un índice de confianza del 22 por ciento, contrastaba con el 64 por ciento que había alcanzado Barack Obama. ¿Qué pasó en esos años en Estados Unidos? Algo parecido: el 59 por ciento cree que Trump no merece ser reelegido en 2020, dice Gallup. (leer más)

Política

Cuba cambia de apellido

Que por primera vez desde 1959 no mande un Castro en Cuba no significa que cambie el sistema. Es un acontecimiento histórico, pero la dictadura continúa con otro nombre y apellido: Miguel Díaz-Canel, el primer civil en seis décadas. El trámite, cumplido tras la elección de la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento unicameral) y la votación del Consejo de Estado, tuvo una particularidad: se pospuso del 24 febrero, fecha del comienzo de la última guerra de la independencia contra España en 1895, al 19 de abril, en recuerdo del fracasado intento de cubanos exiliados, apoyados por Estados Unidos, de invadir Bahía de Cochinos en 1961. La sucesión responde a la única batalla en la cual siempre hay vencidos: la edad. Raúl Castro, de 86 años, sigue siendo el primer secretario general del Partido Comunista (PC), padre de la agenda del Estado, y el jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), tutoras de la economía. El coronel Alejandro Castro Espín, su hijo, coordina el Consejo de Defensa y de Seguridad del Ministerio del Interior, encargado (leer más)