Mundo

La elección norteamericana y la economía global

De Project Syndicate, Estados Unidos Por Michael J. Boskin STANFORD.– En Estados Unidos se están gestando grandes cambios, en tanto el país se prepara para elegir un nuevo presidente, un tercio del Senado y toda la Cámara de Representantes en noviembre próximo. El resultado tendrá profundas consecuencias para la política económica estadounidense y, por ende, para la economía global. Tal y como están las cosas, Hillary Clinton sigue siendo la favorita para la nominación demócrata, aunque todavía no logró distanciarse demasiado de su opositor socialista, el senador Bernie Sanders. El multimillonario rimbombante Donald Trump lidera el campo republicano, seguido por el senador provocador de Texas Ted Cruz, el senador Marco Rubio, un conservador tradicional talentoso de Florida y, más atrás, el popular gobernador de Ohio John Kasich y el neurocirujano Ben Carson. Es imposible saber si estas tendencias tempranas se mantendrán durante el resto de las primarias, que ahora se encaminan hacia el sur y el Medio Oeste. Los medios y los entusiastas de la política en Estados Unidos están obsesionados con las diversas posibilidades. ¿Rubio puede (leer más)

Política

Hillary, cara o Cruz

Contra todos los pronósticos, Clinton y el senador texano derrotaron a Sanders y Trump, respectivamente, en la primera cita de una larga temporada de primarias antes de que demócratas y republicanos consagren a sus candidatos Jorge Elías Lewis Carroll escribió Alicia en el País de las Maravillas en 1865. De entonces y aún antes data el caucus. En el tercer capítulo del libro, “La carrera del caucus”, el pájaro Dodo organiza una carrera alocada. Tan alocada que los animales se lanzan a correr en todas las direcciones y, de pronto, la da por terminada. Le preguntan quién ganó. “Todos ganaron y todos recibirán su premio”, responde. Alicia reparte dulces entre todos. Lo mismo ocurrió en el caucus de Iowa, primera parada de las primarias para definir las candidaturas presidenciales de demócratas y republicanos. Todos ganaron, más allá de la decepción de Donald Trump, y todos recibieron su premio. O su merecido. En el caucus, palabra rara que deriva del término indígena caw-cawaassough, los nativos norteamericanos elegían a los hombres sabios y a los consejeros de (leer más)

https://www.whitehouse.gov/
Política

Washington / alquilo casa / excelente ubicación

Por una ley que permite la financiación prácticamente ilimitada de las campañas electorales en los Estados Unidos, los magnates republicanos crearán una red para aupar al próximo candidato a la Casa Blanca En la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, Barack Obama bromeó: “Es increíble cómo pasa el tiempo. Pronto se celebrará la primera contienda presidencial y, por mi parte, no puedo esperar a ver a quién escogen los hermanos Koch. Es emocionante. Marco Rubio, Rand Paul, Ted Cruz, Jeb Bush, Scott Walker. ¿Quién conseguirá finalmente esa rosa roja?”. Esa rosa roja, como la llamó con el tono humorístico que requiere la reunión anual en la cual el presidente de los Estados Unidos es el invitado de honor y debe burlarse de sí mismo, se cotiza en oro: mil millones de dólares para la campaña republicana. Como en otras elecciones, los magnates Charles y David Koch planean crear una red de donantes para apuntalar a un candidato propio en las presidenciales de 2016. Eso obliga a los otros a buscar recursos, (leer más)