Otras voces

El pecado original

Por Gioconda Belli | Confidencial Si hubiesen cumplido el mandato constitucional de la no-reelección, Daniel Ortega y Rosario Murillo serían ahora expresidente y ex primera dama y podrían, dentro del FSLN, haber conservado su importancia, liderazgo y respeto. Se habría dado un recambio en su partido, gente nueva habría emergido. En un ritmo de mandatos sucesivos, su partido habría perdido algunos y ganado otros. Nicaragua habría seguido su desarrollo a saltos, pero la democracia, la libertad y sin duda, la economía de pobres y clase media habría mejorado la estabilidad y productividad del país con ideas de gente nueva y el recambio y sana competencia de la clase política.  Pero la soberbia y el mesianismo de creerse indispensables fue abriendo la brecha. Daniel y Rosario, no sólo decidieron no ceder el poder cuando les correspondía, sino ir creando, al precio de la democracia, la libertad y el estado de derecho, un sistema que les garantizara ejercer su voluntad incuestionada for ever. Así empezaron a apretar el cuello del país y fueron separando la cabeza, cada vez más (leer más)

Videos

Nicaragua sigue en pie de protesta

Una oleada de protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, reprimidas por la policía y las huestes motorizadas del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional, ha dejado en Nicaragua un saldo provisional de casi 60 muertos, incluyendo un periodista alcanzado de un disparo en la cabeza. El detonante de la masiva muestra de rechazo al gobierno ha sido una drástica reforma del sistema de seguridad social, impuesta por decreto el 16 de abril, que establecía un recorte del cinco por ciento a las pensiones y aumentaba las contribuciones de la patronal y los trabajadores. El repudio ha sido unánime: jubilados, empresarios, trabajadores y universitarios tomaron las calles. Además Si bien el candidato colorado Mario Abdo Benítez se adjudicó la victoria en las presidenciales de Paraguay, el candidato opositor, Efraín Alegre, segundo por escasa diferencia, insiste en no reconocer los resultados oficiales. Entrevista con Magdalena López, doctora en ciencias sociales por la Universidad de Buenos Aires. El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, intentaron persuadir en Washington, por separado, al (leer más)

Otras voces

Cinco claves sobre la reforma que desató las protestas en Nicaragua

Newsweek Nicaragua vive violentas protestas desatadas por la decisión del gobierno del presidente Daniel Ortegade reformar el quebrado sistema de pensiones con un aumento de contribuciones obreras y patronales. Las siguientes son cinco claves para entender la reforma y el amplio movimiento de protestas que desencadenó, las más grandes desde que Ortega volvió al poder en 2007 y que ha provocado al menos 27 muertos. Un sistema en quiebra La reforma al sistema de pensiones que administra el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) fue firmada el 16 de abril y publicada en La Gaceta (diario oficial) dos días después; esa misma jornada estallaron las protestas. “Son medidas sumamente importantes para asegurar la confianza, la estabilidad y bienestar” del país, afirmó la vicepresidenta y portavoz oficial, Rosario Murillo, al justificar la medida el día de su firma. El sistema de pensiones enfrenta un déficit de más de 76 millones de dólares, según el INSS. La reforma habría aumentado de 19 a 21 por ciento el aporte patronal al régimen de seguridad integral, que abarca invalidez, vejez, (leer más)

No Picture
Política

Chavismo, segunda parte

Una victoria electoral no siempre es una victoria política. Para las elecciones del domingo en Venezuela, las primeras sin Hugo Chávez desde 1998, una avalancha de sondeos predice la victoria del presidente encargado, Nicolás Maduro. Serán las terceras elecciones en apenas seis meses. Tanto las presidenciales del 7 de octubre como las regionales del 16 de diciembre de 2012 se saldaron con sendas victorias del chavismo. Esta vez, el chavismo sin Chávez se mide a sí mismo, más que a la oposición. La oposición, a su vez, insiste en apuntalar a su candidato, Henrique Capriles, ganador en el Estado de Miranda tras ser derrotado en las presidenciales. En Venezuela, como en la Cuba de Fidel Castro, no hubo ni hay día desde hace 14 años en que Chávez, aunque haya fallecido, no fije la agenda. Esa rutina no ha instaurado una revolución, con un cambio de régimen, sino una enorme concentración del poder y una polarización latente en la sociedad. El súbito deceso pone a prueba al delfín de Chávez, Maduro. De ser elegido, ¿tendrá (leer más)

No Picture
Política

Después de Chávez

En enero de 1999, el presidente de la Argentina, Carlos Menem, medió ante su entonces par de los Estados Unidos, Bill Clinton, para blanquear la imagen de Hugo Chávez, “un joven emprendedor” que merecía una oportunidad a pesar de su pasado golpista. Era rara la gestión, tratándose de uno de los campeones del neoliberalismo y de un acérrimo rival de Fidel Castro. Tres años y monedas después, en 2002, Chávez radicalizó su discurso tras el conato de golpe de Estado por el cual quedó fuera de juego durante 47 horas. Acusó a George W. Bush, sinónimo del imperialismo “pitiyanqui”. En 2006, la revolución bolivariana derrapó en el socialismo del siglo XXI. En Venezuela, como en la Cuba de Fidel Castro, no hubo ni hay día desde hace 14 años en que Chávez no fije la agenda y revele por dónde van los tiros. Esa rutina no ha instaurado una revolución, con un cambio de régimen, sino una excesiva concentración del poder y una polarización latente ante la ausencia de partidos de oposición sensatos. ¿Sobrevivirá el (leer más)