El regreso de los militares brasileños a la política

De la mano del diputado Jair Bolsonaro, un excapitán del ejército que figura entre los candidatos favoritos, los militares se alistan para las presidenciales de octubre




Militares eufóricos con Bolsonaro | Foto de Familia Bolsonaro

RÍO DE JANEIRO — Los integrantes de las fuerzas armadas de Brasil, que en buena medida se han mantenido alejados de la vida política desde que terminó la última dictadura hace treinta años, ahora alistan su mayor incursión política en décadas. Algunos incluso advierten de intervenciones militares.

Generales retirados y otros exoficiales con fuertes vínculos al liderazgo castrense están montando una campaña electoral respaldando a unos noventa veteranos postulados a varios cargos nacionales para los comicios de octubre, incluida la presidencia.

Dicen que ese esfuerzo es necesario para rescatar a la nación de un grupo de cleptócratas atrincherado que ha tenido un mal manejo de la economía y no ha podido atender el aumento de la violencia.

Y algunos exgenerales prominentes advierten que, en caso de que las urnas no provoquen un cambio con la rapidez necesaria, los líderes castrenses quizá se sientan obligados a reiniciar el sistema político a la fuerza.

“Estamos en un momento crítico, al filo de la navaja”, dijo Antonio Mourão, general retirado de cuatro estrellas que el año pasado, cuando aún estaba de servicio, sugirió que sería necesaria una intervención militar para purgar a la clase política. “Aún creemos que el proceso electoral representará una solución preliminar para cambiar el rumbo”.

Pero los antiguos generales, oficiales y veteranos que organizan las campañas para las elecciones de octubre dicen que “los valores militares” como la disciplina, la integridad y el patriotismo son fundamentales para arreglar la situación brasileña en momentos en los que consideran que el país tiene un mal gobierno, se ha polarizado de manera peligrosa y ha quedado en una posición irrelevante en el ámbito global.

Bolsonaro dijo que nombraría a militares en su gabinete “no porque son generales, sino porque son competentes”

Analistas y políticos dicen que las probabilidades de una intervención militar son remotas, pero les preocupa el perfil cada vez más destacado de figuras castrenses pues la nación no ha terminado de resolver su pasado autoritario.

Los militares torturaron a los sospechosos de ser opositores con choques eléctricos o golpes mientras los colgaban de las paredes, según el reporte de una comisión de la verdad en 2014. Por lo menos 434 personas fueron asesinadas o desaparecidas durante la dictadura.

Sin embargo, Brasil ha hecho mucho menos que sus vecinos latinoamericanos para castigar los abusos de los años sesenta y setenta, por lo que hay temores de darle mayor poder político a quienes pertenecen a las fuerzas armadas.

“Puede que la eventual elección de estos oficiales militares lleve a la adopción de propuestas autoritarias, sobre todo si se trata de seguridad pública”, dijo Carlos Fico, historiador de la Universidad Federal de Río de Janeiro.

El creciente atractivo político de las fuerzas armadas brasileñas surge en medio de un giro hacia la derecha en diversas partes de Suramérica y de un mayor autoritarismo en naciones democráticas como PoloniaHungríaFilipinas o Turquía.

“En cada país el movimiento ha surgido con facetas distintas, pero el trasfondo es la insatisfacción y el miedo”, dijo Fico.

Mourão, el general retirado, y otros oficiales jubilados han respaldado con entusiasmo la postulación presidencial del diputado de ultraderecha Jair Bolsonaro, un excapitán del Ejército que ha hecho propuestas polémicas para la restauración del orden, como darle a la policía más campo de maniobra para matar a presuntos criminales.

Bolsonaro, el primer miembro retirado de las fuerzas armadas con la posibilidad de tener una candidatura viable desde el regreso a la democracia, dijo hace poco que nombraría a generales en su gabinete “no porque son generales, sino porque son competentes”.

Leer el artículo completo



Be the first to comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.