Mario López, de la Patagonia al mundo a través de las mesas de póker

El barilochense forma parte de una notable generación de profesionales argentinos que triunfa en los casinos de todo el mundo




Mario López puede considerarse un veterano dentro del circuito argentino de póker | Foto de Buen Paso Media

Mario López Rita, original de San Carlos de Bariloche, Argentina, es un médico de profesión que decidió aparcar su carrera en la sanidad para entregarse a un talento para las cartas que ni siquiera sabía que tenía. Eso fue hace más de 10 años, y la jugada ha resultado salirle bien.

El barilochense puede considerarse un veterano dentro del circuito argentino de póker. Hace unos años apenas eran dos o tres los nombres que destacaban en una disciplina que cuenta con una amplia tradición en Norteamérica y otros países de habla inglesa, pero que recién acaba de despegar en el continente latinoamericana. En un principio, los primeros en lograr éxitos sobre el tapete verde fueron los brasileños, pero poco a poco la Argentina ha ido ganando terreno gracias a los buenos resultados de jugadores como López.

La mayor dificultad para los profesionales de póker, como sucede en otras competiciones, es mantenerse en un nivel alto. Eso es algo que Mario López ha conseguido y por eso podemos hablar de él como un talento consolidado.

Acaba de conseguir premio en el torneo Madero Póker Black, en el Casino Puerto Madero de Buenos Aires, pero la carrera de Mario López se desarrolla principalmente a nivel internacional, donde hay mayores premios y la competición es más alta. Su último logro en este tipo de campeonatos fue en Punta del Este (Uruguay). Allí se organizó el primer Latin American Póker Championships, un campeonato con varios torneos que organizó Partypoker en una clara apuesta por el mercado latinoamericano y cuyo evento principal contó con 1 millón de dólares de premio. López no pudo llevarse el trofeo, pero quedó 4º y 5º en dos de los torneos que forman este festival de póker llamado a convertirse en un referente mundial.

Su mayor premio sobre el tapete verde se lo llevó hace dos años en Barcelona (España), con un primer puesto que será difícil de igualar. Mario López logró más de USD$450,000 al coronarse como ganador del Estrellas Main Event en 2016. Este torneo se encuadraba dentro del campeonato europeo de póker European Póker Tour, donde López consiguió dos premios más y coincidió con el futbolista Gerard Piqué, un gran aficionado al póker.

Piqué no es el único deportista de élite que se ha dejado seducir por el póker, son muchos quienes ven en esta práctica una buena manera de mantenerse activos mentalmente, trabajar la concentración y gestión emocional, y sobre todo seguir compitiendo fuera de las pistas. Es el caso del ex tenista tandilense Mariano Zabaleta, conocido por ser el vicepresidente de la Asociación Argentina de Tenis y por haber ganado en su día a Roger Federer. Ahora es uno de los argentinos que triunfa en el póker.

Dos años antes del éxito en Barcelona, en 2014, Mario López ya había logrado un éxito importante al ganar el evento principal del extinto Latin America Póker Tour, imponiéndose a más de 600 participantes y logrando un premio de casi USD$117,991.

También ha habido otro argentino que ha hecho historia en ese circuito Latin America Póker Tour, uno de los torneos de póker más importantes de los que se han celebrado en Latinoamérica. Nacho Barbero ganó la última edición del LAPT y fue el único en llevarse tres títulos de este campeonato en su versión original.

Barbero fue uno de los pioneros, pero López y él no son los únicos argentinos que destacan a nivel internacional. El puntaltense Iván Lucá está considerado como uno de los mejores talentos jóvenes del mundo y fue el primer jugador argentino en ganar un brazalete de las prestigiosas World Series of Póker en 2015. Dos años después, Damián Salas conseguía un puesto en la mesa final del evento principal de estas series, algo que muy pocos jugadores logran; finalmente fue eliminado en 7ª posición con un premio de USD$1,425,000. Ese mismo año 2017 pero unos meses antes, María Lampropulos fue la primera persona argentina en lograr un premio por encima del millón de dólares cuando ganó el partypoker Live MILLIONS en Nottingham (Reino Unido). Esta bonaerense repetía la hazaña este mismo año al imponerse en el evento internacional PokerStars Caribbean Adventure celebrado en Bahamas, y se convertía en el número uno del ranking nacional y en la única argentina en estar en el Top 100 mundial, según datos de Global Póker Index. Todos ellos, junto a otros jugadores como Richard Dubini, Andrés Korn o Fabián Ortiz, forman una auténtica generación dorada del póker argentino que traspasa fronteras.



1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.