Socialista a los 20, conservador a los 40




A pesar del entusiasmo de los demócratas jóvenes con Bernie Sanders, el socialismo lejos está de consolidarse en los Estados Unidos

Por Jorge Elías

El súbito interés que ha despertado entre los votantes demócratas de los Estados Unidos la precandidatura presidencial de Bernie Sanders, retratado como un socialista democrático o un demócrata socialista, no ha cambiado un ápice la percepción de los norteamericanos sobre el socialismo: sólo un 35 por ciento tiene una imagen positiva de esa corriente política, según Gallup. Es la misma proporción que en 2012 y en 2010. Seis de cada diez mantienen su fe en el capitalismo a pesar de los estragos que causó la crisis global de 2008. Unos cuantos más, el 85 por ciento, confía en la libre empresa.

Sanders, senador por uno de los Estados más pequeños de la Unión, Vermont, cosechó adhesiones por sus críticas contra Wall Street y las grandes compañías, pero esas reacciones, más frecuentes entre jóvenes de 18 a 29 años de edad que en personas mayores, no se vieron reflejadas en las primarias demócratas, casi ganadas por Hillary Clinton. Del otro lado del mostrador, Donald Trump está a punto de coronarse como el candidato presidencial republicano tras presentarse durante la campaña como un hombre de negocios sin experiencia política que pretende recortar los gastos del gobierno federal.

En 1950, el Partido Republicano utilizó un eslogan muy ilustrativo: “Libertad versus socialismo”. Lo recordaba en esta campaña, según otro sondeo de Gallup, sólo un 25 por ciento de los norteamericanos. Lo curioso es que Trump es considerado una suerte de izquierdista camuflado por Wall Street. Los inversores no sólo ven con malos ojos a Sanders, sino también a Hillary, ya que, consciente del resentimiento colectivo por la desigualdad, propone un impuesto sobre las ganancias del capital que aterra a los que más tienen. Es otra socialista encubierta, según sus detractores.

Twitter @JorgeEliasInter y @elinterin
Facebook Jorge Elias
Suscríbase a El Ínterin



2 Comments

Deja un comentario