Bye-bye, Biden!




White House
Biden y Obama, minutos antes del anuncio en la Casa Blanca

El vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, no será precandidato presidencial demócrata en 2016

En compañía del presidente Barack Obama y de su esposa, Jill, el vicepresidente de los Estados Unidos, Joe Biden, terminó el 21 de octubre con varios meses de especulaciones sobre su virtual candidatura presidencial por el Partido Demócrata para las elecciones de 2016. Biden explicó que su decisión se debe al proceso de duelo que vive su familia tras la muerte, en mayo de 2015, de su hijo mayor, Beau, como consecuencia de un cáncer.

“Mi familia y yo estamos pasando por el proceso de duelo –dijo–. Por desgracia, creo que estamos fuera del tiempo necesario para montar una campaña ganadora para la nominación, pero, aunque no sea candidato, no me quedaré callado”.

La decisión de Biden probablemente fortalecerá las aspiraciones de Hillary Rodham Clinton, favorita en las encuestas entre los precandidatos demócratas. Alentado por los suyos, Biden había dedicado los últimos meses a deliberar con su familia y sus asesores acerca de la conveniencia de intervenir en las primarias.

A medida que se prolongaban las deliberaciones, los demócratas empezaron a cuestionar públicamente si no se le había acabado el tiempo. Esa idea ganó fuerza tras el excelente desempeño de Clinton en el primer debate demócrata. El anuncio de Biden se sumó al del ex senador por Virginia Jim Webb, quien también abandonó la contienda interna ante la falta de apoyo.

Tras estos dos anuncios, las primarias demócratas se dirimirán entre Clinton y el senador independiente por Vermont Bernie Sanders. También se mantiene en la contienda el ex gobernador de Maryland Martin O’Malley, aunque sus posibilidades sean lejanas.



Be the first to comment

Deja un comentario