No Picture
Sociedad

Defensa de la alegría

Gane quien gane en Uruguay, el legado de Tabaré Vázquez no parece correr riesgo Ese sábado de marzo de 2007, José “Pepe” Mujica vacila un instante. De pie, frente a él, en la estancia presidencial de Anchorena, George W. Bush farfulla en penoso castellano mientras extiende la mano: “Le agradezco mucho que esté aquí. Yo sé que usted tiene una larga historia de luchador social”. El entonces ministro de Ganadería de Uruguay, en las antípodas de su par de Economía, Danilo Astori, le retribuye el saludo. Después, mientras camina a solas con el invitado de Tabaré Vázquez, hasta se permite rebatirle en broma que no tiene “historia”, sino “historieta”. Y se marcha a la chacra de Rincón del Cerro. Termina el día en el tractor, trabajando y pensando. Pensando mucho. Desde la otra orilla del Río de la Plata, Hugo Chávez celebra la cercanía de Bush con un caluroso “gringo, go home” y, cual resaca del discurso que ha pronunciado en las Naciones Unidas, grita: “Ya no huele a azufre, sino a cadáver”. No está (leer más)

No Picture
Política

Lo que abunda, a veces, daña

En el planeta no faltan alimentos ni recursos, sino voluntad para repartirlos mejor La principal causa de malnutrición en el mundo no es la falta de alimentos, sino la dificultad de mucha gente para acceder a ellos o, en realidad, la escasa voluntad de los líderes para repartirlos mejor.  En 2008, la segunda mayor cosecha de todos los tiempos coincide con la muerte de cinco millones de niños famélicos, según la organización humanitaria internacional Acción contra el Hambre. Ese año, a pesar de la abundancia, aumenta el precio de los alimentos. Es un mazazo para los campesinos sin tierras, los pobres radicados en las ciudades y los hogares a cargo de mujeres. El corolario es aún más vergonzoso: pasan hambre 1020 millones de personas en 2009, un 9 por ciento más que en 2008. En esa indigna condición se encuentra una de cada siete personas, según la Organización para la Alimentación y la Agricultura de las Naciones Unidas (FAO). Es un 15 por ciento de la población del planeta. La hambruna es la más elevada (leer más)

No Picture
Política

Premio y castigo

El Nobel de la Paz otorgado a Barack Obama entraña más aliento que reconocimiento Poco antes de empacar, George W. Bush reflexiona un instante y, finalmente, confiesa que el episodio más trascendente de su gobierno ha sido el lanzamiento de la bola inicial en una final de las grandes ligas de béisbol. “Ninguna otra vez sentí tanta ansiedad en mi presidencia”, abunda en detalles. Es asombroso. Ni la voladura de las Torres Gemelas ni el desastre provocado por el huracán Katrina en Nueva Orleáns ni las guerras contra Irak y el régimen talibán en Afganistán ni las torturas en Guantánamo y Abu Ghraib ni las prisiones secretas de la CIA ni la crisis económica global superan, en su memoria y balance, ese momento dramático y decisivo: arrojar la bola en un estadio repleto. Si Bush responde con ese desparpajo la pregunta clave tras ocho años en la Casa Blanca, Silvio Berlusconi no promete elevar la puntería una vez que concluya su gestión. Falta un rato todavía. El Tribunal Constitucional italiano puede despojarlo del blindaje legal (leer más)

No Picture
Política

Cortinas de humo

¿Son los mandatarios los primeros que deben cumplir con las leyes que dictan? Pocos acatan en España la ley antitabaco. Algunos propietarios de restaurantes y bares disimulan la superficie: está permitido fumar en locales de menos de 100 metros cuadrados; ocupan 99. Todo vale para montar el cartel con la leyenda: “Zona habilitada para fumar”. El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, envuelto ahora en un rifirrafe con la oposición por proponer un aumento generalizado de impuestos, pretende endurecer la normativa contra el humo, en vigor desde 2006. Preservar la salud pública tiene un efecto colateral deseado: reducir “el elevado costo económico” para las arcas estatales a causa del tratamiento de enfermedades derivadas del tabaquismo. En “el elevado costo económico” repara, también, un informe del Pentágono sobre el estado físico de las tropas norteamericanas. Fuman tres de cada 10 militares; el gasto anual en salud por esa razón ronda los 1600 millones de dólares. Sugiere el informe que debe prohibirse el consumo de tabaco en los cuarteles. Robert Gates, secretario de Defensa desde el gobierno (leer más)